CRÓ-NICAS I

Hay informaciones que provocan volver a “ver para el icaco” y hacer como que no es con nosotros. Es más cómodo. Es que no son noticias agradables. El problema es la frecuencia con que se están repitiendo. Y no nos engañemos, hacer las del avestruz no nos deja exentos. Dígame usted el caso de Carlos…