No necesitamos caudillos

He escuchado a algunas personas que señalan como una de las dificultades de la oposición política al régimen que no hay un líder. Otros, más abiertamente, han afirmado que necesitamos un caudillo. Un caudillo “bueno” para derrotar a Ortega y emprender las transformaciones democráticas que el país requiere.