La fuerza de las armas

  Con escasas y honrosas excepciones, la norma general en nuestra historia ha sido que quien llega al poder se enamora del mando y se aferra fieramente buscando cualquier fórmula para asegurar su continuismo. La reelección, valiéndose de distintos medios para burlar prohibiciones legales expresas, ha sido una de vías más recurridas. Falsificar la voluntad…