Y ahora… ¿Quién podrá defendernos?

Cuando la cabeza de un régimen abusa del poder y utiliza los instrumentos del Estado para cubrir sus desmanes bajo el manto de la impunidad, muy pronto esa actitud se contagia a todos aquellos que ejercen algún tipo de autoridad o cumplen una función pública, aunque sea en la alcaldía más remota. Cuando el abuso proviene de un civil, sea un vigilante -que a veces se creen con facultad de avasallar a la gente, sobre todo a los más humildes. o de una secretaria o un funcionario de menor o mediano nivel, el agravio, si bien no debería producirse, en … Continúa leyendo Y ahora… ¿Quién podrá defendernos?