Política y Realidades nacionales

Todo turbio eso del pistolero

pistolero de metrocentro

Tal parece que la política oficial de comunicaciones de la policía es, en lugar de la transparencia, dejar las cosas lo más turbio posible. Al menos es lo que se desprende de los últimos episodios en los cuales la policía se ha visto involucrada. Hagamos un breve repaso:
• el bombazo de Pantasma. Nadie se tragó el cuento de que se trató de una pasada de cuentas entre ¨delincuentes¨.
• el supuesto suicidado de El Chipote. Cerraron el caso pero no cerraron la sospecha de que no hubo tal suicidio.
• la masacre de las Jaguitas. Esa mancha quedará grabada de manera indeleble en la historia policial.
• la muerte de Pedro Diaz López quien supuestamente murió en un dudoso enfrentamiento junto con Francisco Reyes Méndez, conocido como Cinco Pinos.
• los campesinos, primero desaparecidos y luego re-aparecidos, bajo la acusación de pertenecer al grupo que asesinó a cinco policías.
• Los dos jóvenes balaceados en la puerta de su casa, sobre los cuales se tejió un manto de silencio a causa de la intervención de la jefa policial.

Podríamos seguir pero para muestra bastan. En todos estos casos los reportes de la policía han dejado más preguntas que respuestas. Más dudas que certezas. Más sospechas que convicciones.

Igual está ocurriendo ahora con el pistolero que disparó en contra de ciudadanos y ciudadanas que protestaban el pasado miércoles, en la rotonda de metrocentro, en demanda de elecciones libres.

Veamos los hechos. Tanto en videos como en fotografías publicadas por periódicos, canales de televisión y medios digitales se puede ver a un sujeto disparando una pistola, en posiciones de tiro que evidencian mucha familiaridad con el uso de armas de fuego. Las fotografías y videos también enseñan que después de los disparos el sujeto abordó una moto conducida por otro sujeto que aparece claramente identificable en las imágenes.

La policía reportó la captura de Samir Matamoros y dio a conocer unos antecedentes delictivos impresionantes. Un rosario de delitos. Hurto, robo con violencia, robo agravado, lesiones, daños. Según la policía la última fechoría la cometió el 9 de junio: robo agravado.

Surge entonces una primera pregunta ¿Qué razón puede existir para que alguien que es buscado por la comisión de tantos delitos aparezca a plena luz del día, armado y disparando, frente a la mayor concentración de policías de la ciudad, en ese momento?

Tendría que estar loco, o sentirse protegido.

En los mismos videos y fotografías se puede ver que el sujeto dispara, literalmente, en las mismísimas narices de policías, sin que estos realicen el menor amago por detenerle.

¿Cómo se explica que la policía no moviera un dedo frente a un sujeto armado que aparece disparando a diestra y siniestra?

El pistolero escapa en una moto conducida por otro sujeto debidamente registrado en las fotografías. Pero la policía hasta ahora no lo ha capturado, ni presentado ¿Por qué? ¿Quién es ese sujeto?

El pistolero fue puesto a la orden de los tribunales, pero los medios de comunicación independientes fueron impedidos de ingresar al local para escuchar su declaración. Los medios oficialistas solamente registran unas declaraciones bastante confusas en las cuales lo único que aparece claro es la afirmación de que tiene muchas necesidades.

Porque es sencillamente deleznable el intento vulgar de involucrar al Centro de Prevención de la Violencia –CEPREV- un ONG que ha realizado un trabajo serio y loable, bajo la dirección de una mujer igualmente seria y comprometida con su labor social, Mónica Zalaquett. Sin duda, se trata de una maquinación urdida por los mismos que manipulan a Matamoros.

Podemos continuar con las preguntas.

Ajá… ¿Y qué pasó con el rosario de delitos que la policía atribuye a Matamoros? ¿La Fiscalía presentará alguna acusación para procesarlo también por toda esa sarta de fechorías? Si la policía tiene tan claro el expediente ¿Cuándo la Fiscalía va a introducir las acusaciones?

Son preguntas que por el momento quedan pendientes de responder.

Lo que sí resulta claro es que el incidente fue montado con la intención deliberada de intimidar ¿A quiénes? A los que protestan, y a la vez provocar temor en quienes todavía no se atreven a asistir a las protestas.

¿A quién le interesa esa intimidación?

No se necesita ser adivino ni tener tres dedos de frente para concluir que aquí los únicos interesados en intimidar y sembrar el temor son los personeros del régimen.

Tan claro, como el agua clara.

Related posts
ArtículosPolítica y Realidades nacionales

Peor que a prisioneros de guerra: Así trata el dictador a sus víctimas

El Ministerio Público, conocido también como Fiscalía, acusó a un conjunto de…
Leer más
Consejo Supremo ElectoralPolítica y Realidades nacionales

Los chocolates del Consejo Supremo Electoral

El Consejo Supremo Electoral gastará 8 millones de córdobas en chocolates Aunque en nuestro país…
Leer más
ArtículosPolítica y Realidades nacionales

Los delincuentes son ellos

De acuerdo al código penal vigente los presos deberían ser otros La Constitución Política…
Leer más
Newsletter
Become a Trendsetter
Sign up for Davenport’s Daily Digest and get the best of Davenport, tailored for you.

1 Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: