Política y Realidades nacionales

El retorno del Güegüense

gueguense dos

La empresa M&R publica trimestralmente sus encuestas de opinión. Acaba de publicar la última. Cada vez que salen a luz pública, los voceros oficiales y oficiosos del régimen y los espacios de comunicación que controla hacen una alharaca pregonando los extraordinarios resultados de la gestión orteguista. En todas las ocasiones los principales jerarcas del régimen figuran con altísimos porcentajes de aprobación, al igual que aparecen impresionantes mayorías expresando su satisfacción con el rumbo que lleva el país y por el desempeño institucional.

Pero esas mismas encuestas de M&R incluyen datos que los pregoneros esconden. O prefieren no ver. Y son datos que es muy importante saber porque revelan lo que en el fondo parece pensar o sentir la gente. He tenido acceso a la última encuesta y compartiré con ustedes algunos de los datos que contradicen frontalmente lo que se vio, escuchó o leyó por los medios oficialistas. Aquí van:

1. Al cerrar el año 2014, es decir, después de 8 años de gobierno de Daniel Ortega, el 86 por ciento de los encuestados considera que el régimen no ha podido resolver los siguientes problemas: desempleo, pobreza y carestía de la vida. Ese porcentaje ha mostrado una tendencia creciente en los últimos años. En otras palabras, casi 9 de cada diez afirma que padece desempleo, pobreza o bajos salarios. La desconfianza de la gente sobre la capacidad del gobierno para resolver estos problemas es contundente: casi el 50% opina que ya no podrá resolverlos. Uno de cada tres de quienes se declaran sandinistas tienen la misma opinión.
2. Las tendencias crecientes en cuanto al deterioro de las condiciones de vida son confirmadas por otro apartado de la encuesta. En diciembre del 2013 el 56% de los encuestados afirmaba que sus condiciones de vida se habían mantenido igual o habían empeorado en el último año. En diciembre del 2014 el porcentaje de quienes se sienten igual o peor se elevó al 67%. El porcentaje creció en 11%.

3. Pero las anteriores no son respuestas aisladas. Ocho de cada diez encuestados respondieron que el gobierno ha hecho poco o nada por ellos o por sus familias. Lo repito porque es significativo: el 80% afirma que el gobierno ha hecho poco o nada por resolver sus problemas. Lo más curioso en este caso es que 7 de cada diez de quienes se declaran sandinistas afirman lo mismo: que el gobierno ha hecho poco o nada por ellos y sus familias.

4. En cuanto a la cantinela gubernamental de “vivir bonito”, únicamente el 5% de los encuestados declaró que vivía cómodamente. Vale la pena preguntarse: ¿Y el otro 95% cómo vive?

5. Este menú de respuestas explica los afanes desesperados del régimen y sus cómplices por hacer creer el cuento del canal interoceánico y sus mágicos beneficios.

6. Las huellas del Güegüense comienzan a ser visibles en una pregunta francamente divertida: El 45% de los encuestados, casi la mitad, declaró que Nicaragua debe enrumbarse por el modelo del socialismo del Siglo XXI. Ya sabemos que el gobierno chavista ha sido el principal promotor del socialismo del siglo XXI. Pero cuando se preguntó a los entrevistados hacia qué países preferirían irse a vivir, más del 60% se inclinaron por Estados Unidos y Costa Rica. ¿Y saben cuántos optaron por irse a Venezuela, el paraíso del socialismo del siglo XXI? ¡NADIE!

7. Uno de los temas que más llama mi atención está referido al canal. La encuesta se realizó en medio de la feroz campaña con la inauguración de las presuntas obras del canal. Sin embargo los datos muestran que la credibilidad de los cantos de sirena viene hacia abajo: En tres meses, entre septiembre y diciembre, el porcentaje de quienes afirmaban que el canal traería beneficios cayó en 10%, de 56% a 46%. Ahora son minoría. En contraste, quienes opinan que el canal no traerá ningún beneficio crecieron en un 14%, en el mismo período.

8. Finalmente, el punto más llamativo de la encuesta es el siguiente: El 80 por ciento de los entrevistados tiene temor de hablar de temas políticos. Casi cuatro, de cada diez (el 37%), declararon que cuando en un grupo se habla de política, ellos prefieren retirarse; y el 43% afirmó que no expresa sus opiniones políticas y sólo se limita a escuchar las opiniones de los otros. Lo más extraño es que hasta los simpatizantes del régimen prefieren quedarse callados: 3 de cada 4, de quienes se declaran sandinistas, también teme hablar de política. ¿Por qué será?

9. En conclusión, casi 9 de cada diez afirman que el gobierno no ha resuelto los problemas de desempleo, pobreza y carestía de la vida. Ocho de cada diez respondió que el gobierno ha hecho poco o nada por ellos y sus familias. Solamente 5% afirma vivir cómodamente. Esto dice la encuesta. Sin embargo, en la misma encuesta se afirma que el 73% aprueba la gestión económica del gobierno y el 76% opina que vamos en la dirección correcta.

¿Cómo nos echamos ese trompo en la uña? Una de dos. O los nicaragüenses somos masoquistas y es verdad que la mayoría está encantada con desempleo, bajos salarios y pobreza…O bien, si ocho de cada diez entrevistados tiene temor de hablar de política, incluyendo un porcentaje de quienes se confiesan sandinistas, lo más probable es que el Güegüense ha retornado y es quien está respondiendo estas encuestas.
¿Qué opinan ustedes?

Related posts
ArtículosPolítica y Realidades nacionales

Peor que a prisioneros de guerra: Así trata el dictador a sus víctimas

El Ministerio Público, conocido también como Fiscalía, acusó a un conjunto de…
Leer más
Consejo Supremo ElectoralPolítica y Realidades nacionales

Los chocolates del Consejo Supremo Electoral

El Consejo Supremo Electoral gastará 8 millones de córdobas en chocolates Aunque en nuestro país…
Leer más
ArtículosPolítica y Realidades nacionales

Los delincuentes son ellos

De acuerdo al código penal vigente los presos deberían ser otros La Constitución Política…
Leer más
Newsletter
Become a Trendsetter
Sign up for Davenport’s Daily Digest and get the best of Davenport, tailored for you.

7 Comments