Historias de ayer y de hoy

Esconde…esconde…la piedra (o el caso del meteorito desaparecido)

meteorito

En mi infancia, allá, en “los tiempos del hilo azul”, había un juego que se llamaba “esconde la piedra”. Uno de los jugadores encerraba en su puño una piedrita, ponía los brazos hacia atrás para ocultar en cuál de los puños estaba la piedra, mientras decía: “esconde, esconde, la piedra”. Después, movía los brazos frente a la cara del otro jugador y repetía “aquí la tenéis, si la queréis…aquí la tenéis, si la queréis…”. Por cierto, que yo recuerde es el único caso en el español de Nicaragua en que se ha utilizado esa conjugación: tenéis, queréis. Bueno, aclaro que al menos en Corinto utilizábamos esas expresiones.

El juego seguía así: si el adivinador acertaba el puño donde estaba la piedra, le tocaba dar un salto hacia adelante, desde una base previamente establecida. Si el adivinador fallaba, le tocaba saltar al otro. Ganaba el que llegaba primero, de salto en salto, a un punto distante que se establecía con anticipación.

Toda esta larga remembranza para referirme al ahora mundialmente famoso meteorito desaparecido. Como decía mi abuelita, “ni la chancha, ni el mecate”. No apareció por ningún lado la piedra cósmica, ni hay señales de polvo cósmico. La desgracia mayor es que hay tanta incredulidad que si mágicamente apareciera la piedra, o el polvo, nadie creería que son de verdad. Esto del polvo me recuerdo aquel polvo que se convirtió en talco, pero ese es otro cuento.

Lo que sí parece indudable es que la gente se está cansando del dedo con el que le quieren seguir dando las untaditas de atol pues, con este cuento de la piedra escondida, alguien se equivocó y en lugar de esconder la piedra, la perdió, y en lugar de saltar para adelante, saltó para atrás.

Adivina, adivinador…aquí la tenéis, si la queréis.

Related posts
ArtículosHistorias de ayer y de hoy

Luchas por la democracia: La rebelión de abril de 1954

El poeta Ernesto Cardenal escribió hace más de sesenta años varios poemas dedicados a la…
Leer más
ArtículosHistorias de ayer y de hoy

"El día después" del 25 de febrero

El 26 de febrero de 1990, el día después de la derrota del Frente Sandinista por la alianza que…
Leer más
ArtículosHistorias de ayer y de hoy

Polvo eres y en polvo te convertirás

A la entrada del cementerio Guadalupe, en León, está escrita la siguiente frase:Omnia mors…
Leer más
Newsletter
Become a Trendsetter
Sign up for Davenport’s Daily Digest and get the best of Davenport, tailored for you.

2 Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: