Historias de ayer y de hoy

El repliegue: pasado y presente

repliegue hoyrepliegue

El 27 de junio de 1979 se concretó una de las operaciones decisivas para el triunfo de la insurrección que derrocó a Somoza: el repliegue a Masaya. De manera sigilosa miles de combatientes populares, guerrilleros y civiles emprendieron una caminata, en medio de la noche, desde los barrios orientales, rumbo a Masaya. Centenares perecieron en el camino a causa de los bombardeos que desató la guardia al día siguiente cuando se percató, ya tarde, de la maniobra militar. Muchos combatientes y civiles iban todavía en camino.

 La conmemoración del repliegue se convirtió en una tradición del sandinismo, una tradición que ha terminado siendo confiscada y desfigurada por Ortega y su actual camarilla. Ni los que están, eran. Ni los que eran, están. Figuras emblemáticas como Carlos Núñez, William Ramírez, Walter Ferreti y Marcos Somarriba, han fallecido. Y otros como Joaquín Cuadra, Oswaldo Lacayo, Mónica Baltodano y Moisés Hassan, no hacen parte de la fila plegada al orteguismo.

 La historia enseña, y nuestra propia historia es elocuente en esa materia, que cuando se ejerce el poder desde una concepción dictatorial, el monarca no sólo pretende ajustar a sus designios el presente y el futuro, sino que también se empeña en moldear el pasado a la imagen y semejanza de sus delirios.

 Y aunque pueda parecer un episodio de poca monta, la conmemoración del Repliegue, el día de hoy, retrata con claridad las claves de la concepción de poder de la cúpula que lo ejerce en la actualidad.

 A Ortega no le ha importado la fecha. La ha cambiado a su antojo. Se olvidan pues las fechas días 27 y 28 de junio, que marcan fechas de luto, sacrificio y desolación para los combatientes de esa época. Tampoco le ha importado la tradición, pues también está cambia la ruta, seguramente para facilitar el otro cambio: ahora no marcha a pie, como antes, sino que viaja en sus blindados, Mercedes Benz y con centenares de escoltas, mientras los mengalos, sí marchan a pie, aguantando lluvia y sol, aunque debidamente aprovisionados para el carnaval.

Un carnaval que costó el empleo a un grupo de jovenes entusiasmadas por la pachanga. Una escribió en Facebook: «El comandante dice que vamos por más victorias, nosotros vamos por más toñas», y de un día para otro la despidieron del empleo, junto al grupo que celebró su ocurrencia.

Pero bueno, al fin y al cabo esa conmemoración ahora ha sido confiscada por Ortega y allá ellos, que se acomoden como quieran.

 El problema es el perjuicio que causan a la ciudadanía que debe trabajar. El día que escogieron es un día de actividad normal. Si de todas maneras no les importa la fecha… ¿no podían hacer su celebración el sábado, o el domingo?

Además, la ruta que escogieron arranca de un área de concentración de centenares de empresas y negocios de todo tamaño.  Desde laboratorios clínicos y bancos, pasando por restaurantes, centros comerciales, panaderías, librerías, hasta funerarias y peluquerías. Todos esos negocios deberán paralizarse pPorque la policía ha impuesto un perímetro de seguridad de 400 metros alrededor de la ruta principal escogida por el monarca (a propósito, esto de los perímetros de seguridad es un abuso que impone cada vez que se desplaza un jerarca del régimen).

 ¿Quién compensará las pérdidas económicas de los establecimientos –grandes, medianos y pequeños- afectados?

 ¿Alguien puede calcular el costo de los trastornos y gastos que ocasionan los desvíos, tanto al interior de Managua como los viajeros que entran y salen de la capital?

 Seguramente, cada afectado puede calcular el monto de sus gastos, de sus pérdidas, de sus menores ventas o ingresos. Pero esas pérdidas, obviamente al régimen le tienen sin cuidado.

 Si no les importan sus propias tradiciones. Si no les importa la historia. Si no les importa el desarrollo normal de las actividades económicas del país. Si no les importa el bienestar de la población que trabaja. ¿Qué les importa?

Related posts
ArtículosHistorias de ayer y de hoy

¿Nos puede “descalabrar” el descalabro financiero de Wang Jing?

El campanazo noticioso de esta semana lo dio Wang Jing, el especulador chino que fue premiado por la…
Leer más
ArtículosHistorias de ayer y de hoy

Después de 2 siglos: Lo pendiente de la independencia de Nicaragua

La #independencia de #Centroamérica se alcanzó el 2 de octubre de 1823 y no en 1821. Como país, a…
Leer más
ArtículosHistorias de ayer y de hoy

48 horas que torcieron el curso de la historia de Nicaragua

Anastasio Somoza Debayle y Francisco Urcuyo Maliaños, el presidente de las 24 horas Hace 42 años…
Leer más
Newsletter
Become a Trendsetter
Sign up for Davenport’s Daily Digest and get the best of Davenport, tailored for you.

7 Comments