Arte y Cultura

Por los caminos van los campesinos

 

por los caminos van los campesinosDe dos en dos,
de diez en diez,
de cien en cien,
de mil en mil,
descalzos van los campesinos
con la chamarra y el fusil…

Ese es la primera estrofa del estrujante poema de Pablo Antonio Cuadra ¨Por los caminos van los campesinos¨. Escucharlo, musicalizado, es más estremecedor aún. Y la verdad es que Juan Solórzano se esmeró en su interpretación, la semana pasada, en el centro cultural que lleva el nombre del poeta. La interpretación de Juan arrancó frenéticos aplausos y hasta gritos de entusiasmo en un auditorio que es usualmente comedido.

De dos en dos los hijos han partido,
de cien en cien las madres han llorado,
de mil en mil los hombres han caído,
y hecho polvo ha quedado
su sueño en la chamarra, su vida en el fusil…

Estoy refiriéndome al acto de celebración de los 25 años de fundación de la librería Hispamer y el segundo aniversario del Centro Cultural Pablo Antonio Cuadra.

A solo dos años de funcionar, el centro PAC abrió una brecha que no tiene paralelo. En la práctica se ha convertido en ¨el ateneo¨ de Managua o, más bien, el ateneo de Nicaragua. A estas alturas supera ya al mismo Instituto de Cultura, que es una entidad pública, financiada con presupuesto del Estado.

Desde lo más primoroso que uno puede observar, como son los cuentos para niños, que sábado a sábado reúne a narradores o artistas nacionales, pero donde los protagonistas principales son los niños. Califico esta actividad de primorosa porque es toda una ternura ver los rostros atentos, de suspenso, tristeza o los estallidos de risa al momento de los desenlaces. Y es también primoroso escuchar las participaciones de niñas y niños porque hay que decir que no llegan solo como espectadores.

El rancho abandonado,
la milpa sola, el frijolar quemado.
El pájaro volando
sobre la espiga muda
y el corazón llorando
su lágrima desnuda…

De lo primoroso a la excelencia es el arco que cubren las actividades del Centro Cultural. Porque se presentan también conferencias de relieve internacional. Hace pocos participaron en un conversatorio, alrededor de una misma mesa, nada menos que cuatro ganadores del prestigiado premio internacional Alfaguara. También, hace pocas semanas se contó con la presencia de un panel internacional donde destacaba la presencia de periodista latinoamericana de origen mexicano, Carmen Aristegui.

Y es que el centro es lugar cotidiano para presentaciones libros, conciertos de los más variados tipos de música, danza, cine, teatro, tertulias, exposiciones de pintura, de fotografía, en fin, cada rama de creación cultural encuentra un espacio de expresión en este centro cultural.

Tal vez la característica más resaltante es que estas actividades se desarrollan con un enfoque plural, sin exclusiones de ningún tipo.

Algunos podrían objetar que son actividades de élites o para quienes puedan pagar. En verdad, la casi totalidad de actividades son de acceso gratuito, para el que quiera llegar. La programación está al acceso de todos.

Pero no solamente se trata de espacio para exponer arte y cultura. También se ha transformado en un centro creación y producción cultural. Se imparten ahora clases de pintura y dibujo por uno de los maestros de la pintura nacional. Está en desarrollo una escuela tecnológica, con la tecnología de información disponible. Y también un esfuerzo para promoción de la lectura. En verdad todo un mundo cultural.

De dos en dos,
de diez en diez,
de cien en cien,
de mil en mil,
descalzos van los campesinos
con la chamarra y el fusil…

Debemos reconocer a Jesús de Santiago y su círculo familiar, que son el corazón del emprendimiento, y al grupo de intelectuales y promotores culturales, encabezados por el Dr Carlos Tunnerman, que respaldan el esfuerzo. Nuestro saludo y nuestro reconocimiento.

En el caso de la librería Hispamer, al lado del éxito empresarial que se ha consolidado a lo largo de un cuarto de siglo, debemos resaltar que se trata de una empresa cultural que cubre un flanco especialmente sensible, el del conocimiento, la información y la cultura. Una librería que se encuentra a la altura de cualquier librería del área centroamericana, y más allá. He tenido oportunidad de acompañar a visitantes extranjeros que se asombran de que en Nicaragua pueda funcionar una librería de esas dimensiones, con la diversidad de contenidos, calidad de atención y con una infraestructura moderna y funcional.

Volvamos al acto de celebración: el momento culminante fue el concierto ofrecido por Norma Elena Gadea y Juan Solórzano. Chorros de voz. Llegaron con la determinación de acelerar corazones, desatar emociones y avivar sentido de patria (palomita guasiruca ven que ya es hora, ven que ya es hora…asómate a la ventana y verás la aurora y verás la aurora…). Y lo lograron.

De dos en dos,
de diez en diez,
de cien en cien,
de mil en mil,
¡por los caminos van los campesinos
a la guerra civil!

Related posts
ArtículosArte y Cultura

Es obligación de todo nicaragüense conocer a Rubén Darío

Sin duda, Rubén Darío es uno de los pilares de nuestra nacionalidad. El nicaragüense más…
Leer más
Arte y Cultura

Conozcamos a Rubén

Hoy 18 de enero se cumple un aniversario más del natalicio de nuestra máxima gloria nacional y uno…
Leer más
Arte y Cultura

Voces del Exilio

Hace algunas semanas se presentó en Managua el libro «Voces del Exilio». El libro es una…
Leer más
Newsletter
Become a Trendsetter
Sign up for Davenport’s Daily Digest and get the best of Davenport, tailored for you.

5 Comments