Hay hambre en el país del “Hambre Cero”

La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, mejor conocida por sus siglas, FAO, es un referente mundial en sus campos de competencia. Entre sus actividades en nuestra región, elabora y publica anualmente un estudio que se llama “Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe”. El estudio correspondiente a este año se formuló en conjunto con la Organización Panamericana de la Salud, la OPS, y se dio a conocer en semanas recientes.

Se trata de un documento con información de interés tanto de carácter general, como específica para cada país latinoamericano. Por supuesto, lo que más llamó nuestra atención es la información sobre Nicaragua.

¿Y qué dice ese documento sobre nuestro país? Afirma que un porcentaje cercano al 20% de los nicaragüenses padece de hambre. Así tal cual: Según la FAO, aproximadamente uno, de cada cinco nicaragüenses, no alcanza a consumir los alimentos indispensables que toda persona necesita para el diario vivir. En números gruesos, más de un millón de nicaragüenses padece hambre. Y lo que es peor, ese porcentaje se ha mantenido invariable desde el 2013. No hemos mejorado en los últimos años, a pesar de la economía socialista, cristiana y solidaria que pregona el régimen.

Cuando se revisa más detenidamente la publicación, encontramos que los nicaragüenses estamos en peor condición que todos los demás países centroamericanos. Y en América Latina ocupamos el tercer lugar, entre los peores. Por encima de nuestro país solamente están Bolivia y Haití.

¿Qué les parece?

¿No se puede creer? Efectivamente. Con semejante propaganda del régimen es difícil asimilar semejante afirmación. Pero bueno, cualquiera puede ver el documento que hemos mencionado.

Con estos datos, procedimos a revisar las estadísticas oficiales nacionales. Localizamos el último informe sobre el nivel de vida de los nicaragüenses elaborado por INIDE, Instituto Nacional de Información de Desarrollo, que es la institución gubernamental encargada de las estadísticas.

¿Qué dice ese informe?

Que los principales alimentos de los nicaragüenses son: Maíz, arroz, plátano, azúcar, leche y frijoles. Realmente es algo que podíamos imaginar. Ahora podemos decir que también lo confirman las cifras oficiales. La novedad es que en los últimos años ha disminuido el consumo de leche, frijoles y plátanos, en paralelo, aumentó el consumo de maíz y de arroz.

¿Cómo se explica que en los últimos años haya disminuido el consumo de leche, de frijoles y de plátanos?

Es una pregunta que el gobierno debería responder.

Llama la atención que en el informe de INIDE no aparecen entre los diez principales productos que consumimos los nicaragüenses ni la carne, ni el pollo.

En otras palabras, buena parte de los nicaragüenses la pasan a punta de tortilla y gallo pinto, sin ver en su plato ni siquiera una hilachita de carne.

Como los pregoneros del régimen tanto presumen sobre los supuestos éxitos en la lucha contra la pobreza, vamos a ver cómo nos comparamos con los otros países centroamericanos, en lo más importante, que es la comida. El bienestar, señores, comienza con la comida.

Vamos con la carne. Las cifras disponibles indican que en consumo de carne los nicas estamos a la cola de los demás países centroamericanos. Por cada libra que en promedio consumimos los nicaragüenses, en Panamá se consumen cinco libras. Es decir, cinco veces más. Por cada libra de carne que consumimos los nicaragüenses, en Costa Rica se consumen cuatro libras, es decir cuatro veces más. En Guatemala es el doble.

Alguien podría pensar, es posible que esas cifras sean ciertas, pero con seguridad durante el gobierno cristiano, socialista y solidario de Ortega la situación ha mejorado. Pero fíjense que no. Aunque no lo crean, en el país del hambre cero, el consumo de carne más bien ha disminuido. En el presente consumimos un 20% menos que en 2007.

¿Alguien pregunta de dónde sale esa cifra? Pueden confirmarla la publicación Central América Data. Un periódico digital dirigido principalmente a empresarios centroamericanos.

¿Cómo estamos con la leche? Convertidos a kilos, el consumo promedio centroamericano es de 108 kilos, incluyendo el conjunto de productos lácteos. En Nicaragua el consumo es de 87. ¿Saben cuánto es en Costa Rica? 216 kilos por persona, en promedio. Y en Nicaragua 87.

Estos estos datos nos revelan la magnitud de las patrañas del régimen. Y provocan tristeza. Porque detrás de los fríos números se esconde el drama cotidiano que padecen miles de familias nicaragüenses. Hambre. Penurias. Estómagos vacíos. Y niños desnutridos.

La propaganda oficial, las empresas encuestadoras del régimen y los paniaguados del gobierno repiten y repiten que vivimos en un país de ensueño. Según los mismos datos del régimen, si uno los sabe buscar, la historia es al revés: la mayoría de las familias lo que vive es una pesadilla.

Anuncios

Un comentario en “Hay hambre en el país del “Hambre Cero”

  1. Nunca han enseñado el comer pescado, siendo un país de lagos volcanes,mares y tocados por la corriente del Gulf Stream, enseñar y promover la pesca y deportes educacionales como marinería!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s