Revolución, Contrarrevolución y Nación

Mientras realizaba una revisión bibliográfica sobre la historia reciente de Nicaragua me encontré un conjunto de informaciones sobre el proceso de desmovilización y desarme de la Resistencia Nicaragüense. Se trata de datos que seguramente muchos olvidaron y, en ese caso, es importante recordarlos. Y para quienes los ignoramos (me temo que somos la mayoría) es importante que los conozcamos pues la memoria histórica es esencial para ayudarnos a no repetir las mismas andanzas del pasado.

El primero de estos datos se refiere a cuántos combatientes de la Resistencia Nicaragüense se desmovilizaron en el primer semestre de 1990. De acuerdo al informe oficial de la Comisión Internacional de Apoyo y Verificación (CIAV OEA), se desmovilizaron: 22 413 combatientes. 22 500 para recordarlo más fácilmente. Para situar este número en perspectiva basta considerar que en El Salvador, donde también se sufrió una guerra cruenta, los desmovilizados del FMLN no llegaron a diez mil.

Por otra parte, el tamaño del ejército de la resistencia no incluye las redes de apoyo que también fueron registradas y que representaban decenas de miles. Según la CIAV, en el proceso de reinserción de la población afectada por el conflicto bélico, el número de personas atendidas llegó a 120 mil, incluyendo repatriados, desplazados y parientes de los desmovilizados.

Estos números, que constituyen un indicador de la magnitud del conflicto, cobran más relieve cuando revisamos el total de armas entregadas. Según la misión de Naciones Unidas a cargo del desarme (ONUCA), se contabilizaron 18 mil armas de todo calibre, incluyendo armas pesadas. Se trata de un formidable arsenal, más aún si consideramos que el surgimiento de los rearmados puso de manifiesto que no se entregó todo el armamento en manos de “La Contra”. Todavía más: la misión de la ONU en Colombia registró 7 000 armas en el actual proceso de desarme de las FARC.

La guerra incluyó un fuerte componente de propaganda. Desde el lado del gobierno sandinista se utilizaron varios epítetos para descalificar a la Contra: ex guardias somocistas, mercenarios, etc.

Pero en realidad ¿Cuáles eran las características de estos combatientes?

Menos del diez por ciento superaba los 40 años. Y aquí está un dato sumamente revelador: más de la mitad de los combatientes de la resistencia que se desmovilizaron tenía menos de 25 años. Este dato deja en escombros lo que durante toda la década de los ochenta se nos quiso hacer creer desde el discurso oficial, en el sentido de que los integrantes de “la contra” eran predominantemente ex guardias somocistas. Es obvio que, según estos datos, la gran mayoría eran niños cuando se disolvió la Guardia Nacional.

En cuanto a su origen, la descripción demográfica muestra que la inmensa mayoría de los desmovilizados eran de extracción campesina y en cuanto a la escolaridad, según los mismos datos, el 97% de los desmovilizados no había cursado más allá de primaria y el 84% apenas alcanzaba los tres grados de primaria, incluyendo analfabetos.

Se trataba pues de campesinos pobres. De campesinos jóvenes y de baja escolaridad, y no de mercenarios, o invasores, que es el estereotipo que también quiso fijar la propaganda del gobierno sandinista.

No se trató de guardias, no se trató de mercenarios, no se trató de bestias como se les etiquetaba. Se trató de nicaragüenses, campesinos y pobres, en su inmensa mayoría, que se alzaron en armas en rechazo al régimen que se les quería imponer. ¿Y del otro lado, en el ejército sandinista? Jóvenes también. Y pobres, en su inmensa mayoría. Buena parte reclutados por el servicio militar obligatorio.

Pueblo contra pueblo. Aunque el voto resolvió quién estaba en mayoría y quien en minoría.

Por supuesto, aquí no incluimos a los mercenarios que medraron o se enriquecieron con los dólares gringos, sobre la sangre de los combatientes de la Resistencia. Varios de ellos son ahora reputados y rastreros aliados del régimen de Ortega.

¿Y por qué es importante recordar estos datos? Porque esos datos rompen estereotipos que se fijaron en la mente de muchos nicaragüenses y que siguen marcando hondas fracturas en nuestra visión de la historia.

Quienes venimos del sandinismo tendremos una visión truncada de la historia mientras no aceptemos la realidad de que “La Contra” era predominantemente un ejército de campesinos alzado en armas por defender lo que valoraba como sus derechos, sus creencias y convicciones. Y una visión truncada de la historia también nos lleva a una visión truncada del presente y, lo que es peor, a una visión truncada del futuro. Y con visiones truncadas jamás podremos construir un país para todos.

Por otra parte, también es un dato de la historia que la administración Reagan, desde antes de asumir el gobierno, se propuso destruir la revolución sandinista de manera descubierta y de manera encubierta, sin reparar en los métodos. Esa también es una realidad histórica.

Nuestra opinión seguramente dejará descontentos a unos y a otros pero es nuestra obligación plantearla: En Nicaragua se juntaron una guerra civil, principalmente resultado de la resistencia campesina al régimen sandinista, y la agresión de una potencia extranjera. Los muertos, todos, fueron nicaragüenses. Tuvimos guerra civil y tuvimos también agresión extranjera. Por muy odioso que resulte a unos y otros, se trata de realidades que, mientras no las admitamos, no tendremos país.

No tendremos país porque presente, nación y porvenir se construyen a partir de una visión compartida de la historia.

Historia compartida. No historia partida.

Anuncios

11 comentarios en “Revolución, Contrarrevolución y Nación

  1. Nunca supe que el campesinado nicaragüense se opusiera al sandinismo.
    Como en todo escrito profesional, en este falta documentación para ratificar este punto.
    He disfrutado mucho el tema. Gracias!

    • Donde vivias ? Porque “oposición” al sandinismo hubo, de ahi que la UNO aglomerara tanto desmadre provocado por convertirnos en fichas del ajedrez geopolitico. Los cubanos “isleños” asesoraron a la polarización política ( siguiendo su modelo )

    • Estimado Henry, amplios sectores campesinos estuvieron en contra del sandinismo, esa fue una realidad en la guerra de los años `80. No solo aquellos que por cualquier motivo combatieron como contras, sino aquellos que además colaboraron en otras ´misiones´. Qué me dice usted de los ¨medio tiempo¨, a como se les dio a llamar, que de día eran campesinos y de noche atacaban a las tropas del sandinismo.

  2. No se olvide de la coyntura internacional. La querra en nic. Se enmarco en el fin de la querra fria. Fue la ultima dictadura militar. Y la ultima revolucion armada

  3. Habia una campesina q conoci en la querra q tenia 4 hijos. 2 cachorros y 2 q fueron reclutados por la contra. Su corazon campesino dividido. No tenia odio en su corazon. Alimentaba a quien pasara por su finquita y pedia a dios q cuidara a sus hijos. Terrible vivir sabiendo q sus hijos se enfrentaban y no sabia porque

  4. Don Enrique, nada nuevo está diciendo. Hasta la saciedad esto ha sido explicado y aceptado por moros y cristianos. Los orígenes de la contra están en la GN ( o es que Bermudez era un campesino pobre?) y posteriormente se amplio con los campesinos descontentos por el mal trato que les dio la Revolución. Me parece grosero de su parte minimizar el papel que jugó la política de Ronald Reagan en la guerra que sufrimos los nicaragüenses. Atentamente.

  5. Es interesante el texto, y aunque los datos o cifras sean los oficiales o los que la CIAV y ONUCA anunciaron en su momento, su análisis resulta limitado y superficial. Que la mayoría de los integrantes de la contra hayan sido campesinos y jóvenes que nacieron poco antes o después de la desintegración de la Guardia Nacional de Somoza, no niega ni desmiente que esa fuerza irregular actuó igual que la extinta GN. A los contras se les llamaba guardias porque representaban una continuidad de las prácticas de la guardia somocista, al atacar principalmente a la población civil. De hecho, sus principales jefes militares eran ex oficiales de la Guardia Somocista, comenzando por el ex coronel Enrique Bermúdez. Otro importante jefe contra, Luis Moreno o Mike Lima, fue también oficial de la criminal EEBI. Por otra parte, la Guardia de Somoza en su mayoría también estaba integrada por jóvenes campesinos, con muy baja escolaridad, o por jóvenes urbanos miembros de familias de muy pocos recursos económicos. Por último, la contra, como fuerza militar, nunca luchó por el beneficio de la población campesina. Luchó para cumplir las ordenes y alcanzar los objetivos trazados por el gobierno estadounidense encabezado por Ronal Reagan. En ese sentido fue también una fuerza mercenaria. Desconocer estos hechos históricos concretos, omitirlos o ignoararlos es también ofrecer una visión truncada, imprecisa y desvirtuada de nuestro pasado..

  6. Henry Garcia. Pero si La Contra en su gran mayoría eran campesinos e indígenas. La GN de Somoza era de gente de origen humilde, de extracción campesina-obrera, todos proletarios!

  7. En enero de 1979 cumplì 17 años,viví la guerra para derrocar a Somoza y los 10 años de guerra , que es la década de los 80.A pesar de que en ese año me gradué de bachillera y maestra de educación primaria,siento que aprendíamos del conflicto por los medios de comunicación oficialista,que obviamente falseaba , la realidad de los hechos y el bando que hacía el bien era el de los sufridos guerrilleros , a los que el imperialismo no dejaba gobernar.Creo que muchos años, mucha gente de mi generación creímos eso, pero luego ,como que se cayó el “velo” y la verdad es otra, gracias a la lucha de los contras se forzó al gobierno sandinista-castrista a realizar elecciones.Usted tiene muchisima razón en que hay que escudriñar la historia,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s