Vamos a regresar sanos y salvos

Buena parte de los nicaragüenses se aprestan desde hoy a las celebraciones de semana santa. Además de ser tiempo de recogimiento y de fervor religioso, también es tiempo para descansar, para que los niños y niñas se diviertan, para la recreación y para compartir con la familia. Pero también es una época en que los peligros están al acecho.

Aunque no son ningún misterio, me permitiré recordarles algunas recomendaciones:
1. Si va a salir de la ciudad, evite dejar la casa sola. Siempre déjela recomendada a un vecino, a un amigo o a un familiar, para que le dé su miradita cada vez y cuando. Asegúrese de dejar puertas y ventanas bien cerradas. Si tiene animales, déjeles suficiente agua y comida.
2. Desconecte todos los aparatos eléctricos. Si usa gas para cocinar, déjelo también desconectado. Y para ahorrarse facturas desagradables, deje las llaves del agua bien cerradas.
3. Si tiene vehículo y va a salir en él, compruebe que las llantas estén en buen estado; que la gata, herramientas, extinguidor y triángulos están en su lugar. No olvide chequear la llanta de repuesto.
4. Maneje a la defensiva y respete las señales de tránsito. Si le toca viajar largas distancias, descanse después de conducir dos horas consecutivas. Si siente sueño, deténgase y despabílese antes de continuar manejando. Recuerde que a diferencia de usted, otros pueden conducir en estado de ebriedad o a la loca, así que tenga prudencia y paciencia. Usted, con calma. Debe llegar seguro y regresar seguro, junto con su familia.
5. Si utiliza medicamentos, asegúrese que los lleva todos en las dosis necesarias. Además lleve una reserva de agua potable, por si acaso.
6. No provoque discusiones, menos con desconocidos. Si en el lugar donde usted se encuentra observa una persona o personas en estado de ebriedad, o agresivas, una discusión o un pleito, en lugar de curiosear, o de meterse, aléjese y repórtelo a las autoridades más cercanas.
7. Espere al menos dos horas después de comer para meterse al agua. Atienda las señales de la Cruz Roja y de los salvavidas. No se bañe en lugares que tengan la señal de peligrosos o que tengan anuncios de estar contaminados. Aunque sepa nadar no se meta en lo hondo. Siempre hay corrientes traicioneras o calambres inesperados que pueden arrebatarle la vida al más pintado.
8. Si tiene niños pequeños, no les despegue la vista un minuto, ya sea en el mar, en piscinas, en ríos, y aún dentro de la casa. Tampoco los deje jugar con fuego.
9. No bote latas, ni envases, mucho menos envases de vidrio. Siempre procure caminar con zapatos o con chinelas.
10. Coloque la basura y desperdicios en los recipientes destinados a ese propósito. Si no hay, guárdelos en una bolsa y deposítela en el primer recipiente que encuentre en el camino.
11. No se exponga demasiado al sol. Ni usted ni los niños. Las horas más indicadas son temprano en la mañana, antes de las diez, o en tarde, cuando baje el sol.
12. Y la recomendación del millón de dólares: Si maneja, no tome. Y si toma, no maneje. La tragedia está a la vuelta de la esquina. En todo caso, es bueno que recuerde lo siguiente:

Se consideran entre las infracciones de mayor peligrosidad conducir en estado de embriaguez extrema, esto significa una concentración superior a 2 gramos de alcohol por litro de sangre. La multa es de cinco mil córdobas. Cinco mil córdobas. La multa por conducir en estado de embriaguez no extrema es de 4000 córdobas, esto es, cuando la concentración en la sangre es de más de 1 gramo hasta dos gramos de alcohol por litro de sangre.

¿Cómo se mide? Bueno. Lo detiene la policía. Le pide que le entregue los documentos y que se baje del vehículo, luego lo llevan a hacer la prueba del alcoholímetro, sopla por un tubito, lo registra un pequeño marcador y allí se supone que aparece el grado de concentración en la sangre.

Si usted se resiste a la prueba, de acuerdo con la ley se presume que se encuentra en estado de embriaguez e incluso puede ser retenido por la policía.

También se consideran infracciones de mayor peligrosidad, conducir en forma temeraria, la multa es de 3000 córdobas; provocar accidente y darse a la fuga, 2500 córdobas. Conducir a velocidad mayor que la expresada en las señales de tránsito: 2500 córdobas.

Hasta aquí las recomendaciones. Lo demás es cuestión de sensatez y prudencia. Que disfruten estos días de vacaciones y que todos regresen descansados, seguros y en paz…

Anuncios

3 comentarios en “Vamos a regresar sanos y salvos

  1. Si todo mundo sigue estas directrices,cómo diablos se supone que los policías hagan dinero.Todos sabemos que los jefes los mandan a la calle a “mordisquear”para luego dividir la ‘mordida’.

  2. Parece que de algo sirvieron tantos mensajes y recomendaciones. Al menos las estadísticas preliminares no son tan críticas como las esperábamos. Muestra que el camino es la sensibilización y educación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s