¿De qué se ocupan los ministros de Ortega?

ganaderia

Dirigentes del gremio agropecuario alertaron en días recientes sobre las dificultades que atraviesan muchos ganaderos, ante los bajos precios que reciben por sus reses. Incluso, uno de estos dirigentes llegó a mencionar el peligro de que un buen número de productores se encuentren en la imposibilidad de cancelar sus créditos y caigan en la insolvencia.

Muy preocupantes estas declaraciones porque la ganadería es indudablemente la principal actividad económica del país y se encuentra vinculada a diversos sectores de la economía. Los ganaderos superan los cien mil y más del ochenta por ciento son pequeños y medianos. Es una de las actividades, por así decirlo, más democráticamente distribuidas del país.

Este problema con los precios viene de lejos y hasta ahora el gobierno sigue de espaldas, sin propiciar soluciones que aseguren beneficios equilibrados para los distintos agentes económicos que participan en esa cadena de producción. Y hay problemas inmediatos, como es el de los precios, y hay problemas de largo plazo, como la productividad, los impactos medioambientales y la estructura de mercados.

Para tener una idea de la importancia de la ganadería basta mencionar tres aspectos: Es el origen de buena parte de los ingresos de exportación del país; su contribución a la producción nacional es mayor que la agricultura; y genera entre 500 mil y 600 mil empleos, según estimaciones de los expertos.

Y es una actividad que se inició e implantó en nuestro territorio desde antes que Nicaragua fuera un país independiente. Hagamos una referencia histórica. El General de Brigada, Miguel González Saravia, que fue gobernador de la provincia de Nicaragua en la época colonial, al tomar posesión de su cargo, escribió un interesante documento que se titula Bosquejo Político Estadístico de Nicaragua. Se trata de una descripción de nuestro país al momento de nacer a la independencia. En otra oportunidad comentaremos más ampliamente su contenido, por hoy nos interesa resaltar un dato: al referirse a las actividades económicas de la provincia de Nicaragua destaca que la ganadería representaba casi el 30% de los productos de exportación.

¿Saben qué porcentaje de nuestras exportaciones tienen su origen en la ganadería? Muy parecido. Casi el 30% de nuestras exportaciones en el año 2015 tienen su origen en la ganadería.

Nuestro país es pues un país primordialmente ganadero.

Tratándose de una actividad económica tan antigua uno debería pensar que se trata de un sector desarrollado, con mercados ordenados, elevados índices de productividad y rendimiento. Pero ocurre lo contrario. Sigue siendo una ganadería extensiva, de baja tecnología, con grandes cuellos de botella. Citemos dos datos: la producción promedio nacional de leche apenas supera los 3 litros por vaca. Uno de los más bajos del mundo. El otro dato se refiere al financiamiento que recibe el sector: del total de los créditos otorgados por el sistema financiero nacional, apuradamente el 2% de los créditos se destinan a la ganadería. Es decir, de cada 100 dólares que prestan los bancos, únicamente dos dólares se destinan a la ganadería.

Pero volvamos al asunto de los precios que es el problema inmediato. Según datos proporcionados por dirigentes gremiales, en el mes de septiembre, por cada kilo de carne de res en canal caliente los mataderos recibieron de los mercados internacionales 4.61 dólares, pero los industriales de la carne pagaron a los productores 2.80 dólares. En cambio, el consumidor nicaragüense pagó por esa misma unidad de medida 6.71 dólares.

En otras palabras, son castigados los productores y son castigados los consumidores, evidenciando así que existe una grave distorsión en esta actividad económica.

El gobierno hasta ahora se ha lavado las manos con la falacia de que este es un problema de mercado que deben resolver los ganaderos con los mataderos. Una falsedad. Estamos ante una estructura de mercado distorsionada. La función del gobierno es gobernar y tratándose de una actividad tan relevante para la economía del país lo menos que podría hacer es propiciar una concertación entre los distintos agentes económicos que participan en esta actividad, no solo para acordar soluciones a los problemas inmediatos sino también a los problemas estructurales que afectan al sector.

¿Qué hace el ministro de agricultura? ¿Qué hace el ministro de fomento? Señores ministros ¡trabajen! Señores ministros, para resolver situaciones como esta es que existen sus ministerios, si no, ¿para qué sirven? Se les paga para que se ocupen y contribuyan a resolver problemas que afectan a la gente.

El problema que enfrentamos los nicaragüenses, en esta y en otras actividades es que, como hemos dicho otras veces, esta gente manda, porque tienen la fuerza y la falta de escrúpulos para imponer su voluntad como ley. Pero no gobiernan, porque son incapaces de impulsar soluciones de fondo a los problemas del país.

Mandan, pero no gobiernan.

 

Anuncios

2 comentarios en “¿De qué se ocupan los ministros de Ortega?

  1. Excelente artículo Don Enrique.Nadie quiere hacerse cargo de éste paquete de la ganadería,para mí va en decadencia,ya algunos ganaderos,manifiestan tener problemas de pago.

  2. Enrique, deberías de investigar la historia de los mataderos, y quienes son los dueños, porque son ellos los que explotan a los ganaderos y al consumidor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s