Los más corruptos

 

corruptos 1

En nuestro balance del 2015 no podemos pasar por alto la corrupción. Un flagelo generalizado con severos impactos sociales, económicos, políticos y morales.

Repasemos los principales acontecimientos del 2015.

1. Transparencia Internacional publica cada año un Índice Mundial sobre percepción de la corrupción, que abarca más de ciento cincuenta países. Este informe se publica de manera ininterrumpida desde hace 20 años.

Transparencia Internacional es una de las organizaciones no gubernamentales de mayor prestigio mundial. Tiene su sede en Alemania y su propósito principal es combatir la corrupción a nivel global.

¿Qué dice sobre Nicaragua el Índice Mundial sobre la corrupción publicado en el 2015? Lisa y llanamente coloca a Nicaragua como el país más corrupto de Centroamérica. Según el inform, a nivel centroamericano nuestro país encabeza la lista en materia de corrupción.

A nivel latinoamericano, el mismo reporte señala los cuatro países con mayor percepción de corrupción: Venezuela, Haití, Paraguay y Nicaragua.

2. Sobre este mismo tema, FUNIDES publicó a fines del año su último informe sobre la situación económica nacional. FUNIDES es un centro de investigación nicaragüense fundado y patrocinado por representantes del capital privado más connotado del país.

Estos informes incluyen los resultados de una encuesta que se realiza trimestralmente a medianas y grandes empresas. Pues bien, de acuerdo al último informe de este centro de investigación…

¿Saben cuál factor colocan los empresarios como el de mayor incidencia negativa en la actividad económica?

La corrupción.

Para los empresarios nacionales la corrupción es el principal problema que afecta las actividades económicas. Y es un porcentaje abrumador. El 86% de los

empresarios coloca la corrupción como el principal obstáculo al desarrollo de sus actividades económicas.

¿Los informes anteriores indican que vivimos en una sociedad corrupta? En mi opinión no es así. Pienso que en general los nicaragüenses prefieren ganarse la vida honradamente. Pero también debemos aceptar que la corrupción es un virus contagioso que no respeta pelo, color ni tamaño.

3. En el 2015 se publicó un estudio sobre la impunidad a nivel mundial, elaborado por la Universidad de las Américas.

¿Qué es la impunidad? Es la tolerancia o falta de persecución y castigo a quienes cometen delitos, ya sea a causa del poder o influencia política de los culpables, o por su condición económica o social, o porque compran el privilegio de violentar la ley sin consecuencias.

Hay impunidad cuando los transgresores no son juzgados, o si son juzgados no son condenados, y si son condenados no cumplen la penas o castigos que se les dictan.

Resulta que en este nuevo ranking Nicaragua también aparece como el peor situado de los países centroamericanos. Y ocupamos el sexto lugar, a nivel mundial, pero entre los peores.

De acuerdo con los índices internacionales citados, vivimos en el país más corrupto de Centroamérica y donde se registran mayores niveles de impunidad.

Es que corrupción e impunidad caminan de la mano. La corrupción necesita de impunidad para asentarse y desarrollarse. La impunidad alienta y favorece la propagación de las conductas corruptas. Y viceversa. La corrupción es caldo propicio para la impunidad. En un país donde se combate, persigue y castiga la corrupción, no queda espacio para la impunidad.

Y no hay manera que la corrupción y la impunidad se extiendan sin el amparo del poder. Porque es desde el poder que se tolera, se promueve o se ejecuta la corrupción, y es desde el poder que se concede impunidad a los corruptos.

Mencionábamos al inicio que la corrupción tiene consecuencias económicas.

¿Por qué afecta la economía?

Veamos algunos ejemplos. Si hay una licitación para adjudicar una obra pública, los corruptos seleccionan no la oferta técnica y económica más favorable. Seleccionan la que asegura una coima sustanciosa, aunque el costo sea más oneroso, o la obra no se termine o se termine mal, como ya ha ocurrido. En esa condición pierden los beneficiarios de la obra, pierden los empresarios que presentaron ofertas competitivas y perdemos todos.

Si una empresa, sea comerciante o industrial, tiene arreglos con funcionarios de las aduanas o de la dirección de ingresos y paga menos impuestos, se coloca en una situación de ventaja ilícita frente a los otros empresarios porque abarata sus costos y mejora sus posibilidades de competir aunque sea menos eficiente.

Por otro lado, también se afecta la inversión externa porque los inversionistas extranjeros no solamente buscan rentabilidad, sino también seguridad jurídica. Seguridad jurídica que solamente la otorga el respeto a la ley. Son los capitales turbios los que, por lo general, buscan refugio en territorios turbios.

La corrupción también tiene profundas repercusiones sociales. Cada dólar que un funcionario corrupto o una empresa corrupta se llevan a sus bolsillos es un dólar que se le roba a una mujer embarazada que precisa atención médica, a una niña o niño que merecen recibir educación, o a las comunidades que necesitan agua o un centro de salud, o a los pensionados de la seguridad social que reciben pensiones de hambre.

Combatir la corrupción debe ser interés de todos. Debe interesar a empresarios, consumidores y ciudadanía en general. Porque aunque no se perciba de manera directa, todos perdemos con la corrupción salvo, por supuesto, los corruptos.

En el mismo nivel, debemos denunciar y condenar la impunidad. Porque la indulgencia social frente a quienes cometen delitos desde el poder es, exactamente, admitir que los delincuentes nos gobiernen. La corrupción y la impunidad juntas, al entronizarse, nos conducen inexorablemente a un gobierno y a un Estado mafioso.

Y en unas condiciones como esas no hay ni progreso compartido, ni trabajo, ni justicia, ni derechos, ni oportunidades. Ni paz duradera.
.

Anuncios

Un comentario en “Los más corruptos

  1. Excelente. Hay que seguir poniendo en evidencia que el discurso de la familia gobernante es mentiroso y que el futuro del país no es incierto: ¡es negativo!
    Hay que proseguir esa línea de denuncia con datos, con hechos, con verdades. La verdad nos hará libres pero para ello, hay que darla a conocer, constantemente, para que los engañados se quiten la venda de los ojos y ayuden a sacar del poder a los mafiosos y a sus cómplices de los negocios turbios y fáciles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s