Un año amargo en el campo internacional

solo en una isla

A diferencia de años anteriores en los cuales Ortega pudo anotar varios goles en el campo internacional (recordemos la visita del Secretario General de Naciones Unidas o la sentencia en el juicio frente a Colombia), el 2015 fue un año amargo para la camarilla gobernante. Veamos.

1. Al comenzar el año se llevó a cabo en Pekín el encuentro de mayor nivel en la historia de las relaciones entre China y América Latina. A pesar de que era de rango ministerial asistieron cuatro presidentes, incluyendo el de Costa Rica y el de Ecuador, y 20 cancilleres de nuestra región, además de otros tantos ministros.

En el foro se adoptó una declaración política y un “Plan de Cooperación¨, que abarca temas como energía, comercio, recursos naturales, inversión. En esta misma oportunidad el presidente chino anunció inversiones en América Latina hasta por 250 mil millones de dólares en los próximos diez años.

El canal interoceánico no apareció por ningún lado. Ningún ministro del régimen de Ortega asistió a tan importante evento. Para los voceros y medios oficiales la cumbre pasó de noche. Ni la mencionaron.

2. El aislamiento de Ortega del resto de Centroamérica y el eclipse de sus pretensiones de liderazgo regional se patentizó al constituirse entre los países del denominado triángulo del norte (Honduras, El Salvador y Guatemala) la ¨Alianza para la prosperidad¨ que, si bien puede reducirse a una declaración de buenas intenciones, en términos políticos representa una exclusión flagrante del gobierno nicaragüense. Costa Rica y Panamá por un lado, y el triángulo del norte por otro. Ortega tampoco fue invitado al encuentro con el vicepresidente Biden, realizado en la primera semana de marzo, en Honduras.

3. La Cumbre de las Américas, realizada en Abril, en Panamá, representaba una oportunidad para que Ortega sacara pecho con el cuento del canal y sus pretensiones de actor de la geopolítica mundial. Sin embargo, Obama, Castro y Maduro dominaron las cámaras. Ortega volvió con su cantinela de la independencia de Puerto Rico. Por supuesto, nadie le hizo caso.

4. A nivel global, se realizaron tres Cumbres Presidenciales emblemáticas, cuyos resultados marcarán por décadas las relaciones internacionales en sus respectivos campos. La primera fue la Cumbre Mundial Sobre Financiación al Desarrollo, realizada en Etiopía, en el mes de Julio. La agenda allí aprobada será, de aquí en adelante, el referente en materia de cooperación internacional. Para el gobierno pasó de noche.

La Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible, celebrada en septiembre, en Nueva York, convocó a los líderes mundiales del globo. Aprobaron la Agenda para el Desarrollo Sostenible. Un conjunto de 17 objetivos que guiarán las actividades sobre el desarrollo por los próximos 15 años. Aunque nadie lo oyó, asistió el vicepresidente de Ortega con un discurso con cantos democráticos que ya quisiéramos escuchar aquí.

Finalmente, en diciembre, en París, en un ambiente tenso a causa de los atentados terroristas, se realizó la Cumbre Mundial sobre Cambio Climático. Aquí se acordó un compromiso internacional para reducir el calentamiento del planeta, entre otros importantes acuerdos. Sobre Nicaragua únicamente conocimos unas declaraciones ridículas del funcionario que nos representó en esa Cumbre. Y nada más.

Aparentemente, se apagaron aquellos delirios de liderazgo mundial y continental que animaban al monarca. No participó en ninguno de estos eventos internacionales.

5. Sin embargo, los temas más relevantes se produjeron al finalizar el año:
• El caso de los migrantes cubanos, exhibió de cuerpo entero al gobernante nicaragüense. Desplantes, falsedades, irresponsabilidad y falta de humanismo. El resultado es que para las soluciones en curso ni siquiera lo tomaron en cuenta.

• La sentencia de La Haya, en el diferendo con Costa Rica, fue un gancho al hígado para la camarilla gobernante. Lamentablemente no afecta solo al régimen sino a todos los nicaragüenses. Para comenzar tenemos los gastos legales incurridos con ocasión del reciente juicio. Después, están por verse las consecuencias acarreará el fallo al momento de la futura demarcación de límites marinos, con litigio en curso. Finalmente está la indemnización que deberá cancelarse a Costa Rica en el plazo de doce meses.

• Sin duda, el golpe más duro, porque se cuenta en pesos y centavos, es la derrota del régimen de Maduro en las elecciones legislativas. El flujo de petrodólares que tanto poder económico facilitó a la camarilla gobernante seguirá evaporándose. Y en términos políticos, la etapa terminal que padece el principal aliado y soporte económico del régimen orteguista, solo malos augurios trae para la camarilla gobernante.

Esperemos que esos augurios se cumplan y trabajemos para que se cumplan lo más prontamente posible.

Anuncios

3 comentarios en “Un año amargo en el campo internacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s