25 de febrero

elecciones 1990 resultadosSin duda, el 25 de febrero de 1990 marcó uno de los hitos mayores en la historia de Nicaragua. Nada más y nada menos que, por primera vez en nuestra existencia como país, se abrió paso al proceso de construcción de una república.

Por esta razón, más allá de las emotividades de adhesión o de malestar que la fecha provoca, principalmente por querencias o por malquerencias políticas, debemos situar y valorar el hecho en perspectiva histórica. Así, más que una efeméride, la fecha y su significación deberían posibilitar una reflexión de fondo que nos permita visualizar nuestro presente y nuestro futuro, a la luz de las enseñanzas del pasado inmediato. Y actuar en consecuencia.

Hasta 1990 la historia de Nicaragua se caracterizó por ciclos recurrentes de dictadura, guerra y paz. Paz precaria porque sólo servía de preámbulo para el reinicio del ciclo. Y así la hemos pasado por casi dos siglos. Como pueblo pareciéramos llevar una marca de nacimiento: Como país independiente abrimos los ojos en medio de la anarquía y de la confrontación violenta.

El derrocamiento de la dictadura de Somoza y el curso histórico a que dio lugar ilustra con nitidez la persistencia de estos ciclos.

Repasemos un poco.

Un pacto de caudillos (Agüero y Somoza) congeló el escenario público y allanó la ruta para el afianzamiento de la dictadura dinástica que cerró todo espacio político hasta aislarse del conjunto de la sociedad. El aferramiento de la dictadura al poder desembocó en la legitimación de la lucha armada como único camino para alcanzar la libertad. Y llegó la guerra. Y la tragedia.

Se derrocó la dictadura e Inició la revolución con la esperanza de una nueva Nicaragua. Sin embargo, se impuso una visión hegemónica, vanguardista y autoritaria que partió nuestra sociedad, otra vez, en dos bandos enfrentados; ahora con el agravante de que el escenario de la guerra fratricida se enmarcó en el teatro más amplio de la confrontación global entre las grandes potencias de aquel momento. Bando y bando como belicosos peones de la guerra fría. Nueva guerra y nueva tragedia.

Por fin, después de una pedregosa cuesta de negociación llegamos al 25 de febrero, primero, y al 27 de junio después. En la primera fecha se impusieron los votos a las balas y en la segunda culminó el proceso de desarme y desmovilización de la resistencia. Pero ni la democracia ni la paz fueron inmediatas. Y la república apenas comenzó a balbucear.

En realidad hace veinticinco años se inauguró un complejo proceso de transición democrática cuyos signos más resaltantes son tres comicios electorales y tres sucesiones presidenciales pacíficas. Y un camino de pacificación que antes de consolidarse enfrentó alzamientos y realzamientos de recompas, recontras y revueltos.

Y así marcharon de la mano la democracia y la paz.

Pero los fantasmas reencarnaron. Se fraguó el pacto entre Alemán y Ortega cuyo propósito central era imponer el bipartidismo, clausurar espacios políticos y compartir el poder entre ambos caudillos, al margen del resto de la población. Esa repartición dejó al más lerdo a la orilla del camino mientras el otro se bailó con las apuestas, la mesa y hasta con los dados. Así se pavimentó el camino para el retorno de Ortega al poder.

Lo demás es historia contemporánea: fraudes electorales debidamente documentados, ruptura de la precaria institucionalidad republicana y aplastamiento de tres conquistas pagadas con sangre: respeto al voto popular, no reelección presidencial indefinida y carácter nacional de las fuerzas armadas.

En este contexto de configuración de una nueva dictadura, la violencia comienza a mostrar su horrible rostro: El 19 de julio del 2014, una caravana de buses que trasladaba a simpatizantes del gobierno fue acribillada por un grupo de armados con saldo de 5 fallecidos y 24 heridos. El 24 de diciembre un grupo de campesinos que protestaban por la amenaza de despojo de sus tierras a causa del proyecto de canal interoceánico fue violentamente reprimido por la policía. El 20 de enero del presente año, dos personas fueron destrozadas por un poderoso explosivo accionado a distancia y un campesino fue ejecutado después de sufrir torturas. Las organizaciones nacionales de derechos humanos no dudan en responsabilizar al ejército por estos últimos crímenes.

Y aquí estamos, otra vez en el punto de partida de un nuevo ciclo.

El futuro inmediato encierra oportunidades y amenazas. En un cuadro de progresivo deterioro de las condiciones económicas y sociales y de precarización de las fuentes externas de poder económico del régimen, se acercan las elecciones del 2016. Oportunidad y amenaza. Oportunidad para reemprender la transición democrática. Amenaza de que se clausuren los espacios políticos y se desnude la dictadura. El camino que seguiría ya lo conocemos.

Es con esta perspectiva que deberíamos valorar el 25 aniversario de la apertura del proceso de democratización de Nicaragua y emprender una seria reflexión que nos permita responder entre otras interrogantes:
• ¿El régimen imperante está reeditando las condiciones para un nuevo ciclo de confrontación y violencia?
• ¿Estamos condenados por la historia o podemos evitar la repetición de un nuevo ciclo?
• Si la persistencia de las condiciones presentes constituyen amenazas a la paz en el mediano plazo ¿Qué debemos hacer, ahora, como sociedad, para neutralizar esas amenazas y restaurar la ruta de la democracia y construir una sociedad con respeto a los derechos ciudadanos, oportunidades y prosperidad compartida?

Si estamos en capacidad de responder esas interrogantes, seguramente estaremos en capacidad de actuar en correspondencia con las mismas.

Anuncios

8 comentarios en “25 de febrero

  1. Este su escrito, diputado Sáenz, uno lo lee con facilidad, uno concuerda con él con facilidad, uno responde a sus dos primeras preguntas del último párrafo con facilidad pero la tercera se las trae. Es tan difícil que ni los políticos profesionales ni los mejores analistas políticos han podido hacer una exposición clara pero, más que nada, FACTIBLE. ¿Ser o no ser, he ahí el dilema?

  2. Dn Enrique, las respuestas son éstas: 1) Si, las condiciones para un nuevo escenario de violencia ya están creadas y sus causas se conocen. Es más, los causantes deben pagar este delito porque crear esas condiciones es falta de responsabilidad ante la paz del pueblo. Se violenta la paz con el abuso y eso debe ser castigado; 2) El estigma, la marca que tenemos para resolver los conflictos políticos, ya está identificado y por eso es posible borrarlo, pero hace falta explicarlo harto, clara y suficientemente a todo el pueblo los valores de la democracia real para que al fin este tome la decisión de asumir y hacer valer los conceptos verdaderos del derecho ciudadano y sobre todo, sellar en las conciencias desde la educación primaria de que la alternancia en el servicio público (nunca, más de dos períodos en servicio) es un principio inalterable que debe respetarse por siempre. Nadie nunca debe salir enriquecido después de estar en servicio público. El país no es arca de malandrines. Los recursos de Nicaragua son de todos y por tanto, sagradas, no de quienes lo administren; 3) Lo que debemos hacer ahora OBLIGADAMENTE es (úsese el verbo que más considere aplicable), eliminar, borrar, desaparecer, enterrar, extirpar, apartar a todos quienes estén en la administración de la cosa pública y que se hayan creído que Nicaragua es un botín. Es necesario un borrón y cuenta nueva. Hay que barrer a tanto paria que está en la cosa pública. El pais esta intoxicado de tanta propaganda partidaria en un país que está con una pobreza inducida por la ambición desmedida de unos megalómanos de poder. Eso es una verdadera desgracia y tragedia en el siglo XXI. El mundo avanza y nuestro país involuciona en democracia.

  3. Fatalistas y fundamentalistas…cada país desarrolla la democracia según sus propias realidades. No existe una democracia igual a otra, ni oficial, ni de manera informal.

    • Una verdad la tuya oyito del tamaño de una catedral: Hitler, Somoza, Trujillo, Stroessner y demás congéneres desarrollaron sus democracias según sus propias realidades…el problema fue que los pueblos no los comprendieron…¿verdad, ayito?

  4. Estimado Enrique : Lo animo a continuar explicando la involución de nuestra economía en los medios , es tan sencillo ver como esta polarización agudiza este y muchos problemas más. Pienso que somos dueños de nuestro futuro y necesitamos unirnos y dejar prejuicios secundarios para rescatar la República. El programa electoral de dn Fabio y Mundo, contemplan reducción de magistrados, salarios acordes a la realidad del país y otros temas, PARA NOSOTROS ESE NO ES UN CASO CERRADO , ES UN RECLAMO ANTE LAS ORGANIZACIONES INTERNACIONALES SIN RESPONDER . EL PROBLEMA ES QUE NOS ENFRENTAMOS A UN BLOQUE INTERNACIONAL DESCARADAMENTE INVASIVO DE NUESTRA SOBERANIA Y NOSOTROS QUEREMOS RESOLVERLO SOLOS, NECESITANOS OTRO BLOQUE FUERTE QUE HAGA LOBBY INTERNACIONAL HACIA LA BUSQUEDA DE ALTERNATIVAS QUE FRENEN OTRO CICLO DE DICTADURA FORJADA CON EL ABUSO DEL PETROLEO DE LOS VENEZOLANOS . YA MATAN POR ROBAR CELULARES EN LOS BUSES, YA EL COSEP ESTA PREOCUPADO POR EL SALARIO MINIMO , SON SINTOMAS QUE PODEMOS USAR PARA UNA CAMPAÑA POR EL SENTIDO COMUN QUE PROMUEVA QUE OTROS SECTORES SE UNAN A OBLIGAR A ESTE GOBIERNO ROBADO QUE CUMPLA LAS LEYES Y RESPETE LA CONSTITUCION….EXIJIR LA DESTITUCION COMPLETA DEL PODER ELECTORAL , QUE ORTEGA RINDA CUENTAS EN LA ASAMBLEA , O NO ES PRESIDENTE EL ? ENTONCES QUE NOS DIGA QUE ES …

    EL SISTEMA DE INTEGRACION PODRIA AYUDARNOS A PRESIONAR INTERNACIONALMENTE ? COLOMBIA , PANAMA , FRANCIA , ESTADOS UNIDOS, COSTA RICA ? UNA MEDIACION DE LA IGLESIA PARA UNN DIALOGO DIRECTO CON ORTEGA O SEGUIREMOS HABLANDO CON LAS PAREDES ….ES AHORA O NUNCA ….OTRA VENEZUELA DESTRUIDA ,OTRA GUERRA ….DIOS NOS LIBRE !!

    • Gracias, Martina. Intentaré perseverar. En realidad, mientras no haya movilizaciones no habrá presión y difícilmente la comunidad internacional dedicará atención a nuestra situación. El desafío para nosotros es lograr que la gente despierte y se mueva, de lo contrario difícilmente las cosas van a variar. Debemos perseverar.
      saludos,
      enrique sáenz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s