Esconde…esconde…la piedra (o el caso del meteorito desaparecido)

meteorito

En mi infancia, allá, en “los tiempos del hilo azul”, había un juego que se llamaba “esconde la piedra”. Uno de los jugadores encerraba en su puño una piedrita, ponía los brazos hacia atrás para ocultar en cuál de los puños estaba la piedra, mientras decía: “esconde, esconde, la piedra”. Después, movía los brazos frente a la cara del otro jugador y repetía “aquí la tenéis, si la queréis…aquí la tenéis, si la queréis…”. Por cierto, que yo recuerde es el único caso en el español de Nicaragua en que se ha utilizado esa conjugación: tenéis, queréis. Bueno, aclaro que al menos en Corinto utilizábamos esas expresiones.

El juego seguía así: si el adivinador acertaba el puño donde estaba la piedra, le tocaba dar un salto hacia adelante, desde una base previamente establecida. Si el adivinador fallaba, le tocaba saltar al otro. Ganaba el que llegaba primero, de salto en salto, a un punto distante que se establecía con anticipación.

Toda esta larga remembranza para referirme al ahora mundialmente famoso meteorito desaparecido. Como decía mi abuelita, “ni la chancha, ni el mecate”. No apareció por ningún lado la piedra cósmica, ni hay señales de polvo cósmico. La desgracia mayor es que hay tanta incredulidad que si mágicamente apareciera la piedra, o el polvo, nadie creería que son de verdad. Esto del polvo me recuerdo aquel polvo que se convirtió en talco, pero ese es otro cuento.

Lo que sí parece indudable es que la gente se está cansando del dedo con el que le quieren seguir dando las untaditas de atol pues, con este cuento de la piedra escondida, alguien se equivocó y en lugar de esconder la piedra, la perdió, y en lugar de saltar para adelante, saltó para atrás.

Adivina, adivinador…aquí la tenéis, si la queréis.

Anuncios

2 comentarios en “Esconde…esconde…la piedra (o el caso del meteorito desaparecido)

  1. Diputado, esa es la gracia de esta dictadura, hacer creer una cosa que no lo es; a los “majes” envuelven muy bien con todas sus guayolas, cinluyendo al mismo chino canalero, porque a el mismo vera usted que lo colgaran una vez que destapen la holla y salga Laureano como dueno y senor de la obra. Recuerde el grado de poder magico, hasta la droga convierten en talco, aqui ni el famoso “Harry Houdini” se les puede comparar. Pasaran a la historia como los mas habiles manipuladores de enganos, mentiras y disparates, los mas altos calificados “Gansters” que jamas haya parido la tierra. Asi que, ahora traman que cuento hacer con esta explosion dada, los vecinos de esa localidad sintieron olores de polvora y combustible; mas claro no canta un gallo. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s