La última encuesta: ¿esperanzas en extinción?

encuestas pastel

Las encuestas, además de ser métodos de medición que nos aproximan al conocimiento de la realidad, también son instrumentos de lucha política. En efecto, comúnmente son utilizadas para manipular o moldear a la opinión pública, sea en períodos electorales o no electorales. Por estas razones las agrupaciones políticas utilizan dos tipos de encuestas: Las de consumo privado, que les sirven de orientación para la toma de decisiones y, obviamente, no las dan a conocer. Y las de consumo público, destinadas a crear estados de opinión.

Algunos de los resultados de las encuestas de la firma M&R normalmente son difundidos con profusión por los medios de comunicación oficialistas. Ahí aparecen mayorías aplastantes afirmando que vamos por buen camino, destacando los logros del gobierno y elevando al cielo la opinión sobre los principales personajes del régimen. Pero hay otros resultados, de esas mismas encuestas, que no se dan a conocer. Y son importantes.

Los datos que a continuación compartiré fueron recogidos en el mes de marzo. La fuente es la encuesta SISMO, realizada por M&R. Como no son de conocimiento público, considero útil darlos a conocer a fin de que cada quien, en función de sus propios márgenes de credibilidad, extraiga sus propias conclusiones.

Óiganme, que uno de cada tres de quienes se confiesan sandinistas no le conceda NINGUNA posibilidad al gobierno para resolver su problema de desempleo, pobreza o precarios ingresos no es un dato menor. Y si consideramos que otra tercera parte del segmento que se confiesa sandinista sólo le conceda ALGUNA posibilidad, estamos hablando de datos que no son menores. Y si agregamos que esos datos los presenta una encuestadora que se ha mostrado amistosa con el gobierno, pues no deberíamos volver a ver la espalda.

Pasemos a la encuesta:

  • Más del 70% de los entrevistados consideran que Ortega no ha resuelto los tres principales problemas de las familias nicaragüenses: desempleo, pobreza y alto costo de la vida. El alto costo de la vida destaca en primer lugar. Estas opiniones se encuentran en armonía con las estadísticas oficiales sobre la economía real que reflejan deterioro progresivo de los salarios, aumento del subempleo y de la precariedad del empleo.
  • A propósito de la reciente estafa con los precios de los frijoles, a la pregunta sobre la carestía de la vida, el 45% de los encuestados no le conceden ninguna posibilidad al gobierno para resolver este problema, mientras sólo uno de cada cuatro confían en que sí lo hará. Entre quienes se declaran sandinistas, la pérdida de confianza afecta a uno de cada tres: más del 30% no le conceden al gobierno posibilidad alguna.
  • A la pregunta sobre las posibilidades de que el gobierno resuelva el problema de la pobreza: el 46% (casi la mitad de los encuestados) no le concede NINGUNA posibilidad, mientras 1 de cada 3 sandinistas, más del 30%, tampoco le concede posibilidad alguna. Las respuestas por estratos socioeconómicos son: el 45% de los más pobres no le concede ninguna posibilidad. El 48% de los sectores medios tampoco.
  • A la pregunta sobre las posibilidades de que el gobierno resuelva el problema del desempleo, las respuestas presentadas por la encuestadora llaman la atención: el 42% afirma que no existe NINGUNA POSIBILIDAD. Mientras que el 30% le conceden “alguna posibilidad”. Cuando nos vamos a la distribución de esta opinión por afiliaciones políticas, el 27% de quienes se confiesan sandinistas ya perdieron la fe: no le conceden NINGUNA posibilidad al gobierno.

Los datos correspondientes a estos tres últimos ítems reflejan un estado de ánimo marcado por la pérdida de esperanzas, entre quienes no conceden ninguna posibilidad, y la pérdida de entusiasmo, entre quienes sólo le conceden alguna posibilidad de que sus problemas más apremiantes puedan resolverse.

  • Tal vez las respuestas más sorprendentes son las ofrecidas a la pregunta “Qué ha hecho el gobierno actual por usted y por su familia”: El 56% afirma que ¡NADA! y el 27% responde que poco. Cuando estas respuestas se desagregan por simpatías partidarias sorprendentemente el 45% de los que se declaran sandinistas responden igualmente: Nada!. Y el 27%, responden “poco”. Por estrato socioeconómico, el 55% de los pobres responde que nada, y de la clase media baja es el 56%.
  • A la pregunta sobre la situación económica de la familia en relación a hace un año, las respuestas, al compararlas con las opiniones de hace seis meses son: quienes consideran que estaban mejor hace un año han disminuido en 10%. Quienes consideran que están peor, han aumentado en 4%. Y quienes consideran que están igual han aumentado en 3%.
  • Sobre la disposición a emigrar, el porcentaje sigue por encima del 50%. La mayoría para Estados Unidos (los más acomodados), Costa Rica (los más pobres), España y Panamá. Las razones son las mismas: buscar empleo y mejorar su situación económica.

Frente a la feroz campaña propagandística del gobierno, estos datos llaman poderosamente la atención. Son tendencias de opinión que, si les creemos, se acercan mucho a las estadísticas reales en materia económica y social. Si el régimen y una pequeña élite conocen estos estos resultados es importante que la ciudadanía también los conozca.

Por supuesto, el régimen puede borrar estos datos de un plumazo y en la próxima encuesta aparecer otros totalmente opuestos. Pero por el momento no se puede negar que la encuesta presenta una muy buena foto que nos explica la desesperada venta de ilusiones con el canal, los megaproyectos y el crecimiento económico.

A quienes estamos en la acera de enfrente nos arroja un desafío: elaborar una propuesta creíble y viable que permita recobrar la confianza y el entusiasmo de la población. Menuda tarea.

Anuncios

7 comentarios en “La última encuesta: ¿esperanzas en extinción?

  1. 1. ¿Qué significa “una encuestadora que se ha mostrado amistosa con el gobierno”? ¿Es ese un lenguaje diplomático, político, cuidadoso o amistosamente ambiguo?
    2. Usted dice que “las agrupaciones políticas utilizan dos tipos de encuestas”. ¿Usa el MRS esos dos tipos de encuestas?
    3. Por lo demás, estamos de acuerdo. Este desgobierno se va a caer por y con sus propias mentiras.

    • Sobre tu primera pregunta, Manuel, significa exactamente eso: “una encuestadora que se ha mostrado amistosa con el gobierno”. Sobre la segunda, el problema es que el MRS no dispone de recursos para pagar encuestas propias. Y si en lo demás estamos de acuerdo…pues estamos de acuerdo!

      • ¿Le ha hecho esa encuestadora algún favor al gobierno? ¿Ha alterado los datos recopilados para que el gobierno lea lo que quiere leer o, aunque no nos guste, la gente está contestando justamente lo que la encuestadora refleja? Sus razones o sus sin razones tendrán los encuestados pero, a menos que usted tenga plena seguridad, no sugiera cosas que a lo mejor son, a lo mejor no son.

  2. Pingback: La última encuesta: ¿esperanzas en extinción? | Noticias de mi Tierra

  3. ¿ cuanto falta para que la población a as calles?, Porque lo que si salimos somos los que tenemos rato de estar pasandola mal, sobre todo por haber solo por el hechode no ser militantes del FSLN, y ahora no la buscamos como se puede.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s