Acabemos con los meones públicos

 No  me lo van a creer pero hoy, a mediodía, me trasladé por aproximadamente 400 metros desde el lugar donde me encontraba, hasta el lugar donde fui a almorzar; en ese corto trayecto me topé, en distintos puntos, con tres sujetos, ninguno de la tercera edad, que procedían a orinar muy tranquilamente en plena vía pública. Uno se tapaba con un folder, otro lo hacía directamente en una pared y el tercero descargaba en unas plantitas a la orilla de una casa.

Yo entiendo que a veces hay necesidades imperiosas que no es posible posponer. A todos nos ha pasado. Igualmente entiendo que las urgencias prostáticas son un tema de salud para los hombres de determinada edad. Pero, dígame usted, cuántas veces ha visto en cualquier lugar y a cualquier hora, que el conductor de un vehículo –joven o adulto, pero siempre hombre- sea taxi o particular, se detiene, se baja, se acomoda, apunta y dispara, esté quien esté, sean niñas, mujeres o jóvenes.

Y no es que me las dé de mojigato. Repudio la mojigatería. El problema es que estos descaros revelan, aparejan y promueven vicios perniciosos que como sociedad estamos obligados a desterrar.

En primer lugar, es usual que quienes realizan estas acciones escondan motivaciones enfermizas hacia niñas y mujeres, y estos actos y primeros atrevimientos sean eso, primeros episodios. En segundo lugar, un país que promueve el turismo y presume de seguridad ciudadana, muy mal favor se hace, sobre todo a quienes viven de esa actividad, cuando exhibimos ante los turistas este tipo de conductas. En tercer lugar, reflejan un problema cultural, desorden, yoquepierdismo, descuido y falta de responsabilidad que seguramente se extienden a otros ámbitos del entorno social de estos individuos. Finalmente, se trata también de una cuestión de higiene y salud.

Pienso que la permisividad en estos casos es igualmente perniciosa ya que no se trata de actos de libertad individual. La tolerancia en este caso no es señal de liberalismo, es corresponsabilidad. ¿Alguien puede decirme si ha visto a alguna mujer bajarse del carro, levantarse la falda o bajarse el pantalón y proceder a regar el piso? ¿Verdad que no? Obviamente, si las mujeres pueden controlar el acto de orinar, no hay razón orgánica que justifique que los hombres no puedan hacerlo. Más aún ahora que en Managua hay una gasolinera a cada vuelta de la esquina y en cada uno hay servicios higiénicos de acceso público.

Propongo que acordemos aplicar una sanción moral al menos pegándole un grito a quienes veamos orinándose en público. Podemos gritarles ¡“cochinos”!, o algo semejante, ya que las autoridades, a pesar de ser una acción legalmente sancionada se hacen de la vista gorda.

¿Alguien tiene otra idea?

Anuncios

25 comentarios en “Acabemos con los meones públicos

  1. Acabemos con los Miones pues, jejejeje, me resulto interesante y divertido a la vez su artículo, el juego de palabras, resultaban expresiones divertidas. Me apunto al castigo Moral y de tomar fotos o hacer que tomamos fotos diciendo que eso lo subiremos en las redes, para que les de vergüenza, pero yo no lo haré, es una forma de que tal vez no hagan eso de nuevo en lugares públicos. Excelente articulo, Saludos!

  2. Hola don Enrique!
    Este es un buen tema que nos atañe a todas y todos, por que demás de ver a los desagradable meones agarrando puntería con las plantas o cualquier otro “objetivo”, sentimos el desagradable olor de las meadas que dejan en diferentes puntos, en este caso Managua, uno de ellos es el retorno de Las Piedrecitas (Frente al hospital Roberto Huembes) ese lugar se ha hecho un baño público, sobre todo para los taxistas. La calle Avenida 27 de Mayo los “Coyotes” riegan con sus orinas los pocos árboles que se encuentran a sus alrededores provocando un tufo infernal. Me he preguntado si estos señores no tienen la capacidad económica para alquilar una letrina portátil?. Qué hacer ante esta situación, creo que lo de la sanción moral buen inicio, pero…debe haber algo más efectivo y contundente. Gracias

  3. No sería raro que estos “voluntarios regadores de plantas” salgan reaccionando y expresando que se les están violentando sus derechos. Estamos en Nicaragua, en donde lo imposible sí ocurre…único país en el mundo en donde su capital entera se está convirtiendo en un “gigantesco mercado oriental”, y nadie le para “bola” a este fenómeno. Saludos.

  4. Hay que tomarles fotos y denunciarlos en las redes sociales diputado!! Es una vergüenza que, como usted menciona, estando a menos de 50 metros de una gasoliinera, siempre hay un CERDO DEGENERADO mostrando sus partes íntimas sin importar que mujeres, niñas y toda clase de personas transitan por ahí.

  5. Mi primer pensamiento, bastante radical por cierto, fue el de la canción de Carlos Mejía Godoy y los de Palacagüina: “…quién iba a creer, quién iba a pensar que por una meada lo iban a matar”. Sin embargo, lo deseché rápido y veloz porque, como psicólogo aficionado, me di cuenta que estaba volcando mis arrechuras en ese pequeño porcentaje de varones que orina en público.
    Sin embargo, ese primer pensamiento volvió a surgir cuando leí su frase de que “es usual que quienes realizan estas acciones escondan motivaciones enfermizas hacia niñas y mujeres”. Y eso sí es más serio y lo peor es que ahí se suman meones y no meones públicos. La violencia física en contra de la mujer nicaragüense sigue en ascenso y el asesinato de muchas de ellas por parte de sus compañeros se está convirtiendo en una noticia cotidiana. Estamos viendo, por lo tanto, que el macho salvaje cree poder hacer lo que le dé la gana con su mujer y, en un momento dado, lo hace, creyendo que es dueño de su vida. Ese desprecio a la mujer, ese desprecio a la vida, a las leyes, debe ser castigado y erradicado totalmente. Nuevas costumbres son el imperativo actual. Nuevos referentes, nueva educación, nuevos ejemplos siguen siendo absolutamente necesarios. ¿Hubo aquí alguna revolución?

    • Manuel, extrañamente comparto ahora la totalidad de tus aseveraciones, y también tu duda. Indicador de que el problema es relevante y simple de describir, aunque complejo de solucionar. Saludos,

  6. Me parece excelente el tema y hacerlo realidad sancionar ha estas personas ya que es una problematica nacional, es mas erradicar a los borrachitos consetudinadios que son los que mas se mean y defecan, los perros que deambulan y rompen las bolsas de basura, pero hay que legislar de verdad con leyes aplicables y reales

    • De acuerdo Milton. Pero la sociedad debe fiscalizar también y tener la valentía de denunciar o al menos gritarle a los infractores quienes, como nadie dice nada, siguen con la mayor impunidad. Saludos,

  7. Cuando ocupè la silla de Diputado suplente 2007-12 me tocò participar en la Comision Juridica y discutir el tema de la reforma del Còdigo Penal, y miramos precisamente el problema de la “adiccion del meado”. Algunos diputados rieron y aducìan que todo Nicaragua irìa a prisiòn. La cuestiòn es que el nicaragûense o algunos creen que somos la octava maravilla y el centro de atraccion del planeta y que todo el mundo nos tiene que aguantar. Esto es apenas uno de los tantas aberraciones que hay que cambiar.

  8. Eso es falta de pudor,,moral,,cultura y en algunos casos caracteristicas de un depredador sexual de nños y mujeres,,,yo me apunto,,,,a promover una ley de pagar una multa,minima a la autoridades,,a todo aquel cudadano que sea agarrado infraganti,,practicando este tipo de acciones,,que irrespetan a la sociedad,,,,aqui en USA,, si te ve un policia haciendo esa accion en via publica,,,o tomando alcohol, ya sea una cerveza en la mano,,,vas detenido y pagas multa y el ciudadan queda fichado,,,,,,,,,y manos a la obra señor diputado,,,,yo no me escandalizo por nada,,nime rasgo las vestiduras,,pero todos merecemos respeto.

    • Aquí también existe una ley que penaliza esas acciones. El problema es que la sociedad en conjunto debe transformarse en fiscalizadora y denunciar o al menos sancionar socialmente a los infractores. Saludos,

  9. Conozco un país donde las mujeres, en los ómnibus (buses) si algún fresco las rozan con sus genitales, con sólo decir retírese o cualquier comentario en voz alta, pasajeras y pasajeros se le alejan lo dejan solo y de inmediato el conductor cierra las puertas, avisa a su central y va rumbo a la seccional de policía más cercana, deja al individuo detenido, y retoma su ruta. Tampoco está permitido que los hombres se toquen o arreglen sus genitales en púbico, está penado por la ley y la carátula es por gestos obscenos. Este país es Argentina

  10. Hoy a las cinco y treinta de la tarde en la carretera norte, un hombre se venía masturbando sin que nadie le dijera nada. Tranquilamente el tipo asqueroso metió la mano dentro del pantalón y sin ninguna pena o pudor se marturbaba mientras caminaba, ante la vista y paciencia de hombres y mujeres trabajadoras que esperaban la ruta para trasladarse a su casa. Sentí unos deseos de gritarle Cerdooooooo, pero no lo hice.

    • Magda, ese es parte del problema Debistes haberle gritado. Tenemos que articular sanciones sociales contra estos sujetos, porque si se atreve a ese acto sin que haya consecuencias, más temprano o más tarde se atreverá a otros más graves. Así que en la próxima no te aguantés el grito.

      • Sinceramente, creo que gritándoles no logramos mucho. Ni caso nos hacen. Sería bueno comenzar desde la educación en casa con los hijos propios y en las escuelas hacer un paréntesis en alguna materia (lastimosamente muchos colegios han eliminado la clase de urbanismo, convivencia o civismo; como se llame) y explicar a los alumnos que no deben hacerlo y por qué. Se me ocurre organizar grupos de personas de esas que tienen un don para impartir charlas y prestar ese servicio comunitario, de hablar sobre estos temas, tanto en empresas privadas como en instituciones públicas.

  11. ¿Y si les tiramos una bolsa de orines??? un poco de su propio “chocolate” ¡yak!

    No en serio…me uno a cualquier campaña para erradicar esta pésima costumbre, hagamos algo.

    Saludos, que bueno poder leerlo don Enrique, a veces no logro escucharlo en la “Corporancia” jaja

    • AUNQUE EL TEMA SE HABIA TOCADO EN EL 2014, HAY QUE RECORDAR QUE HABITAMOS EN PAÍSITO. A NUESTRO CÓDIGO PENAL NO LE HACEN FALTA NI LEYES NI PENALIDADES. LAS HAY PARA TODO GUSTO. SE PENALIZA LA PERTURBACIÓN POR RUIDO, QUEMAS QUE AFECTAN EL MEDIO AMBIENTE Y DAÑO A LA ATMÓSFERA,- PERO LOS GARROBEROS SON LOS SOBERANOS QUE IMPUNEMENTE PROVOCAN INCENDIOS EN LUGARES PÚBLICOS, PRIVADOS Y RESERVAS NACIONALES-.Y TODO SIGUE IGUAL. EL PROBLEMA DEL “MEADO” SE TOCA EN EL ARTO.40 BAJO EL ACÁPITE DE “EXHIBICIONISMO”. CENTENARES DE LEYES QUE SE APLICAN Y MANIPULAN SOLO CUANDO CONVIENE. QUIZÁS HABRÁ PREOCUPACIÓN CUANDO COMIENCEN A ORINARSE EN EL CANAL. RESULTA EXTRAÑO QUE NUNCA DETIENEN A LOS INFRACTORES, PERO CUANDO VIENE ALGUIEN AL PAÍS PARA HACERNOS UN FAVOR, LO DETIENEN, LO ESPOSAN Y LO ENCARAMAN EN EL PRÓXIMO VUELO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s