El repliegue: pasado y presente

repliegue hoyrepliegue

El 27 de junio de 1979 se concretó una de las operaciones decisivas para el triunfo de la insurrección que derrocó a Somoza: el repliegue a Masaya. De manera sigilosa miles de combatientes populares, guerrilleros y civiles emprendieron una caminata, en medio de la noche, desde los barrios orientales, rumbo a Masaya. Centenares perecieron en el camino a causa de los bombardeos que desató la guardia al día siguiente cuando se percató, ya tarde, de la maniobra militar. Muchos combatientes y civiles iban todavía en camino.

 La conmemoración del repliegue se convirtió en una tradición del sandinismo, una tradición que ha terminado siendo confiscada y desfigurada por Ortega y su actual camarilla. Ni los que están, eran. Ni los que eran, están. Figuras emblemáticas como Carlos Núñez, William Ramírez, Walter Ferreti y Marcos Somarriba, han fallecido. Y otros como Joaquín Cuadra, Oswaldo Lacayo, Mónica Baltodano y Moisés Hassan, no hacen parte de la fila plegada al orteguismo.

 La historia enseña, y nuestra propia historia es elocuente en esa materia, que cuando se ejerce el poder desde una concepción dictatorial, el monarca no sólo pretende ajustar a sus designios el presente y el futuro, sino que también se empeña en moldear el pasado a la imagen y semejanza de sus delirios.

 Y aunque pueda parecer un episodio de poca monta, la conmemoración del Repliegue, el día de hoy, retrata con claridad las claves de la concepción de poder de la cúpula que lo ejerce en la actualidad.

 A Ortega no le ha importado la fecha. La ha cambiado a su antojo. Se olvidan pues las fechas días 27 y 28 de junio, que marcan fechas de luto, sacrificio y desolación para los combatientes de esa época. Tampoco le ha importado la tradición, pues también está cambia la ruta, seguramente para facilitar el otro cambio: ahora no marcha a pie, como antes, sino que viaja en sus blindados, Mercedes Benz y con centenares de escoltas, mientras los mengalos, sí marchan a pie, aguantando lluvia y sol, aunque debidamente aprovisionados para el carnaval.

Un carnaval que costó el empleo a un grupo de jovenes entusiasmadas por la pachanga. Una escribió en Facebook: “El comandante dice que vamos por más victorias, nosotros vamos por más toñas”, y de un día para otro la despidieron del empleo, junto al grupo que celebró su ocurrencia.

Pero bueno, al fin y al cabo esa conmemoración ahora ha sido confiscada por Ortega y allá ellos, que se acomoden como quieran.

 El problema es el perjuicio que causan a la ciudadanía que debe trabajar. El día que escogieron es un día de actividad normal. Si de todas maneras no les importa la fecha… ¿no podían hacer su celebración el sábado, o el domingo?

Además, la ruta que escogieron arranca de un área de concentración de centenares de empresas y negocios de todo tamaño.  Desde laboratorios clínicos y bancos, pasando por restaurantes, centros comerciales, panaderías, librerías, hasta funerarias y peluquerías. Todos esos negocios deberán paralizarse pPorque la policía ha impuesto un perímetro de seguridad de 400 metros alrededor de la ruta principal escogida por el monarca (a propósito, esto de los perímetros de seguridad es un abuso que impone cada vez que se desplaza un jerarca del régimen).

 ¿Quién compensará las pérdidas económicas de los establecimientos –grandes, medianos y pequeños- afectados?

 ¿Alguien puede calcular el costo de los trastornos y gastos que ocasionan los desvíos, tanto al interior de Managua como los viajeros que entran y salen de la capital?

 Seguramente, cada afectado puede calcular el monto de sus gastos, de sus pérdidas, de sus menores ventas o ingresos. Pero esas pérdidas, obviamente al régimen le tienen sin cuidado.

 Si no les importan sus propias tradiciones. Si no les importa la historia. Si no les importa el desarrollo normal de las actividades económicas del país. Si no les importa el bienestar de la población que trabaja. ¿Qué les importa?

Anuncios

7 comentarios en “El repliegue: pasado y presente

  1. Les importa hacer los que le da su regalada gana, pues ellos son la ley y no importando afectar a los demas ciudadanos que no comulgan con su fachada de gobierno Cristiano, socialista y solidario. Asi de simple.

  2. Expertos para el desorden, robo, trampas y traiciones. Estas son las unicas atribuciones que podriamos reconocer en esta pareja sin escrupulo alguno. EXPERTOS EN CREACION DEL “CAOS TOTAL” EN QUE TIENEN SOMETIDO AL PAIS…BLASFEMOS E IMPOSTORES!

  3. Parecia una fiesta de Sto Domingo, con tarimas que representan grandes gastos (que salen de nuestros impuestos ) en la carretra a Masaya , que dirían los heroes y mártires que dieron su vida para una NICARAGUA con honestidad y oportunidades para todos si vieran la gran cantidad de licor que regalaron y como se emborracharon “los replegados ” ? , Acaso no es un irrespeto a esta gesta ,imponerse ya ni como Somoza sino como como un retroceso al feudalismo..? Necesario trabajar en cuales son o sprincipios que necesita Nicaragua para que quienes vengan a reemplazar a estos ilegales en el poder, no sigan convirtiendo a Nicaragua en una estatua de sal que no dejo nunca de ver atras ….y de repetir lo que tanto criticaron ….

  4. El ser Orteguista: sinonimo de sinverguenza, les importa muy poco la estabilidad del pais y su gente, con tal de hacer su gusto y los mengalos que se prestan….Dios salve a Nicaragua…,

  5. Yo nunca he celebrado el Repliegue, porque fue una derrota que siempre encubrimos, por razones políticas, y por eso llamábamos “táctico”, pero nunca le encontré sentido como maniobra militar, que no fuera otra cosa que salir del clavo en nos metimos (digo los que estaban metidos, porque yo estaba en le frente norte) para salvar el pellejo y el de otros muchos. Fue un mal calculo militar, atacar donde la GN tenía mayor capacidad de fuego, pero para suerte nuestra Somoza fue imbécil (típica en los dictadores) y el repliegue hizo mas evidente su carácter genocida, y esa fue nuestra ganancia política…..cosas de la historia.

  6. Todo, desde que el orteguismo asaltó las instituciones, siempre todo ha sido una falacia … el violador y corrupto, en toda la extensión de la palabra y sus adláteres, han hecho una corruptela generalizada como igual corrompieron el movimiento mismo llamado al inicio (en 1979) ‘revolución’ pero que a la cual, la convirtieron en ‘revuelta’ (en buen sentido, esto significa, ir para atrás, ir INVOLUCIONANDO). En lo económico y en los valores de la gente y sobre todo, de los empleados públicos, el país está decadente. Nicaragua está viviendo en “correspondencia” al principio “as above, so below”. “Como es arriba, es abajo”. Si el mandamás roba, pues nosotros también … es el pensamiento de los subalternos. Los destapes de corrupción más recientes que se han hecho público, han surgido por alguna desaveniencia con los ‘jefes’. Allí, todo tiene pús. El servidor público honesto en el sandinismo es una utopía. Inevitablemente y por irresponsabilidad de ortega y su clan, Nicaragua volverá hacer sacrificios si desea alcanzar la anhelada democracia. Muerte a los tiranos! Es la eterna consigna de la historia y del mundo, aún en el siglo XXI. Sólo necesitamos a uno que aún no esté eunuco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s