Los lagos Titicaca y Xolotlán versus el Tititlán y Xolocaca

Titicaca

El bachiller Pérez Valdivia se definía a sí mismo con “el venerable y ocurrente anciano”. Cada noche, al terminar el último noticiero, en Radio Corporación, el bachiller nos deleitaba con un comentario siempre de fondo, pero siempre envuelto en picardía, humor y agudeza…uuhhh, hace no sé cuántos años. Allá, donde se encuentre gozando de la dicha eterna, quiero pedirle permiso para tomar prestada y aplicarla al presente, una sabrosa anécdota, seguramente producto de su inventiva.

Contaba el bachiller que se encontraron un día un gobernante boliviano y uno nicaragüense. El boliviano afirmaba que el lago de su país era de los más hermosos del mundo, pero tenía un defecto. El nombre que le habían puesto era francamente feo. Se refería al lago Titicaca. Un lago hermoso. Es el lago situado a mayor altura, en el mundo.

En cambio, argumentaba el boliviano, en Nicaragua había un lago que tenía un nombre muy sonoro y señorial, el lago Xolotlán. Pero que los paisanos nicas lo habían echado a perder llenándolo de inmundicias, por décadas.

El gobernante boliviano propuso entonces que, para hacer justicia, se cambiaran los nombres de los lagos. Al menos parcialmente. Y que el Titicaca pasara a llamarse Tititlán, y así la sonoridad del nombre se ajustaría a la belleza de su lago. Y que el Xolotlán, pasara a llamarse Xolocaca, en correspondencia a su demeritada realidad. Y todos en paz: el Tititlán y el Xolocaca.

No contó el bachiller –o no lo recuerdo- qué respondió el gobernante nicaragüense. Pero el Titicaca sigue llamándose Titicaca y al Xolotlán, seguimos llamándolo lago Xolotlán.

Recuerdo esta anécdota porque ya no tenemos que avergonzarnos tanto de las inmundicias que, desde 1926, han afeado a nuestro lago. Desde ese año empezó a sufrir las descargas de aguas negras de la ciudad. En la actualidad, casi en el anonimato y desconocida por casi todos, con financiamiento internacional opera a orillas del Xolotlán una planta con un nombre poco atractivo: Planta de Tratamiento de Aguas Servidas. Tuve oportunidad de hacer una visita. Es difícil para alguien que no haya estado en esas instalaciones, imaginar  las dimensiones de la obra, la función que cumple y los procesos que ahí ocurren. Se los voy a describir rápidamente porque es un proyecto formidable que, si es bien manejado, puede cambiar el rostro de Managua y beneficiar a presentes y futuras generaciones.

En el sitio donde se ubica la planta desembocan más del noventa por ciento de las aguas negras, o aguas residuales, que producen los managuas. Todas las corrientes confluyen, minuto a minuto,  en un sumidero inmenso. Allí inicia el proceso de descontaminación. Por esta razón, cuando usted entra a la planta, el primer impacto lo sufre en la nariz. Una fetidez sacude con violencia su olfato y redobla de inmediato en su cerebro. ¿se imaginan ustedes? Se trata de la concentración y condensación de todos los olores y humores que excretan y secretan los managuas. Y así, de etapa en etapa, el matiz de la fetidez va cambiando, digámoslo así, de cuerpo, filo y tono.

Una vez que se asimila ese impacto inaugural, se puede observar la primera etapa del proceso, que consiste en la separación de los desechos sólidos, que van envueltos y revueltos en un lodo espeso, oscuro, espumoso y amenazante. Ver la separación de arenas y grasas es otro golpe, que esta vez usted lo siente en el estómago. Ahí han encontrado de todo, hasta restos humanos.

Luego el agua lodosa y todavía espesa, transita a una serie de tanques donde es sometida a un proceso que incluye gravedad, biología, química y naturaleza. Primero el filtrado, después la acción de bacterias, seguidamente polímeros y, finalmente, el sol. Las aguas negras concluyen su itinerario convertidas tres subproductos: abono orgánico, en forma de tierra fértil, descontaminada. Gas metano, utilizable como combustible industrial o doméstico. Y agua. Agua cristalina que si bien no es potable, es agua descontaminada que va directo al lago. Se han hecho pruebas técnicas, aguas adentro del lago, a una distancia de 2 kilómetros, comprobándose que son aguas libres de contaminantes.

En verdad, muy poca justicia se le ha hecho a este proyecto. Es ejecutado con tecnologías modernas e incluso ha ganado premios internacionales. La idea inicial fue perfilada en el gobierno de Violeta Barrios y vino desarrollándose a lo largo de los sucesivos gobiernos. Por hoy, es gestionada por una empresa británica y, a partir del 2014 pasará a ser administrada por Enacal. Un verdadero desafío, porque tendrá que mantener los estándares técnicos, gerenciales y financieros que demanda una obra de alto nivel de complejidad. Y también a la altura de la inversión, pues ha costado casi cien millones de dólares.

En la página web de Enacal se dedican 3 párrafos para describir la obra. Malos augurios, si comenzamos por allí. Es importante tomar conciencia y conceder a la obra la trascendencia que merece, pues tiene el potencial de transformar el lago en un lugar de esparcimiento sano, atracción e inversión turística, riego con fines agropecuarios, pesca deportiva y artesanal. En fin, puede rescatar la bendición que representa el lago para nuestra capital y todos los municipios ribereños. Y para el país.

Hay dos desafíos adicionales. Primero, cómo asegurar la sostenibilidad en el funcionamiento de la planta. Para ello es indispensable rentabilizar el abono y el gas que produce. Lo segundo, es completar la limpieza y descontaminación con el saneamiento de los drenajes pluviales: los cauces. Porque si bien ya no caen las aguas negras en el lago, los cauces siguen depositando su caudal en el lago. Y aquí nos enfrentamos a la letal costumbre de depositar en los cauces todo tipo de inmundicias, borrando con una mano, lo bueno que está construyendo la otra.

Cuidemos el lago. Puede ser condición de sobrevivencia y prosperidad para presentes y futuras generaciones. Y asegurarnos así que nadie más proponga cambiarle el nombre y rebautizarlo con el apelativo de Xolocaca.

Volveré, dijo MacArthur… Así se despedía el bachiller Pérez Valdivia.

Anuncios

8 comentarios en “Los lagos Titicaca y Xolotlán versus el Tititlán y Xolocaca

  1. Dicho en buen Granadino y de acuerdo al reglamento de policia de Moncada: ”El que tenga su chancha que la amarre”” y si tiene unchasncho en su casa y este bota basura indiscriminadamente, amarrelo….Mi abuela (conservadora de los treinta anos) dona Maria Blas Valerio viuda de Lopez, me contaba que en ocacion del terremoto de 1931 y sin distingos sociales, empujados por la necesidad, se daban cita en el lago todos los citadinos, para lavar ropa, banarse y hasta recoger agua para cocinar y beber, cierto ono…(?) Hay que darle al lago el respeto que se merece y no se hara menos si se desviaran algunos causes que pasan por algunas zonas de alto riezgo, mismo si estan ubicadas en el centro de la ciudad…..saludes mi estimado don Enrrique.
    P/d. sigo a la espera del material prometido, caso Santo Domingo Chontales.

  2. El tema de la preservación de los recursos naturales es una constante en la preocupación de los profesionales que con responsabilidad avisoran la posible escacez del vital líquido tan necesario para la sobrevivencia humana como es el agua. Por decadas, algunos países desarrollados y principalmente los sub-desarrollados se han dedicado a la destrucción de la naturaleza, sin importarles las futuras consecuencias. En el caso de nuestro Lago Xolotlan, fue durante la Administración Moncada que se dió inicio la enviada de las aguas negras hacia el lago. Pobreza, ignorancia y atraso congeniaron y se hicieron cómplices para llevar a cabo este biogenocidio.
    Por siete décadas el lago ha recibido toda clase de desechos: humanos y animales, contaminantes de fábricas y pesticidas del agro, más las impulsadas por la cultura del desconocimiento de normas y reglas que deben imperar en cualquier sociedad. Más bien ha habido complacencia de los diferentes gobiernos porque la meta es conseguir votos y el poder sin importar a quien dañan. Como muestra actual el caso de Catedral Metropolitana en León.
    Hablo con propiedad por conocimientos, siendo mi profesión la de Microbiólogo. En el triunfo de las eleciones de 1990, presenté un estudio para la limpieza del Lago de Managua. La idea de la limpieza se usó como tema político en la Alcaldía, llegando incluso a decir que en 3 a 4 meses las aguas del lago estarían limpias. Un lago que ha recibido millones de toneladas de inmundicias no se limpia en corto tiempo, pero la ignorancia lo creyó. Hay sistemas rápidos y costosos para dicha limpieza, y cuando se habla de rápido no es de semanas o pocos meses.Primero hay que detener las vias de contaminación; hacer estudios físicos y bacteriológicos del material del fondo (benton); del material orgánico en descomposición (copropel), etcetc. En los últimos años se descubrió una bacteria en las Islas Fidji que elimina la bacteria contaminante (aerobia y anaerobia) la cual ha sido llamada H2S STOP. Este sistema es relativamente barato con respecto a otros, pero barato me refiero a que un barril de esta bacteria puede costar US900.oo, y la contaminación requiere de cientos de miles de barriles por años.
    La inquietud es bien válida, pero para llegar al punto de comercialización, falta mucho camino que recorrer. De los mucho estudios que se han efectuado por químicos y biólogos, éstos han emitido la opinion de que se trata de un lago enfermo, es decir que requiere de más estudios para hacer de él, un recurso aprovechable.

  3. Diputado, paseo de los managuas, era precisamente pasar la tarde de todo Domingo, en el Malecon, sitio de diversion a lo largo de la costa y donde tranquila la tarde, en aquellas bancas de concreto con formas de “S” novios sentados platicaban romanticos contemplando el atardecer. Recuerdo recibiamos la brisa del lago en momentos de viento. Como ninos, no nos percatabamos de la “miasma” y menos de la peligrosidad de contraer bacterias. Mi madre nos llevaba al Parque Central, porque mi padre musico y miembro de la Orquesta Sinfonica de Nicaragua, daban conciertos en el Quiosco del Parque, pero mis hermanos y yo, nos perdiamos de vista de mama y preferiamos patinar sobre el malecon,en la costa del lago.Y si recuerdo el sobre-nombre del lago que era “Xolocaca”.
    Tambien recuerdo que viajando por tren hacia Chinandega, al llegar a la Estacion de Los Brasiles, las vendedoras subian con canastas sobre la cabeza, delantales blancos con vuelos de encajes y sus grandes bolsas depositanto en ellas el producto de la venta de “Pescados del lago fritos, servidos en hojas de banano. El tren continuaba su ruta y las mujeres bajaban en la proxima estacion, ya con sus canastas vacias, es decir, pasajeros, habian deleitado del pescadito del mismo lago Xolocaca. Con respecto a “malos augurios”, es lo primero que vino a mi mente, al leer su escrito que cita el proximo ano, el proceso de tratamiento al lago estara a cargo de ENACAL. Dios proteja a mi gente. Disfruto la lectura de sus escritos, cada semana.

  4. Si bien tengo entendido una parte de la Planta de Tratamiento de Aguas Servidas fue financiada por Alemania. Y esto precisamente porque este país ha concentrado una parte de su ayuda bilateral a nuestro país en este segmento de descontaminación. Creo que también están buscando como instalar el sistema de acueductos en Granada y evitarse así la contaminación del lago de Nicaragua. Esto es una gran noticia que muy poca difusión se le da en nuestro país y es una pena que gobiernos extranjeros nos saquen del atraso en el cual nos encontramos. Nicaragua necesita hacer un “balance global” de sus problemas (incluido el aspecto político y la falta de institucionalización independiente de las autoridades electorales) afín de intentar identificarse una serie de respuestas adecuadas a los problemas que vive la nación. El problema de la contaminación del medio ambiente es uno de ellos.
    Y la deforestación discriminada de nuestros bosques es otra. Y la miseria. Y la falta de agua. Y la falta de escuelas. Y de electricidad. Y así vamos galopando de desafío en desafío a resolverse. Pero en lo que nos concierne, el Xolocaca, su descontaminación de una manera natural y ambientalista podría venir de la bacteria H2S STOP de las Islas Fidji que menciona Andrés Zúñiga. Es evidente que esta es apenas una de tantas pistas que habría que analizarse. Pero lo concreto físicamente hablando y que tenemos en nuestra mano disponible es la Planta de Tratamiento. Si me recuerdo bien, esta planta sufrió las inundaciones creo que hace dos años atrás y casi se vio afectada completamente por una falta de cálculos de altura de las estructura de base esto en relación a la subida de las aguas del Xolotlan a causa de las lluvias. Creo que esto ya se resolvió pero me parece que nuestros técnicos nacionales se habían equivocado en los cálculos o dada la mala información a los constructores de la obra. En todo caso, esto de los malos cálculos, está directamente relacionado con la inquietud del Doctor SAENZ, de que si Nicaragua será capaz o no (técnicamente hablando) de administrar esta Planta y su tecnología. Pues bueno, me imagino que los británicos ya están adiestrando a los técnicos nacionales de ENACAL dado que eso hace parte de la lógica del proyecto. En todo caso, si no existen en Nicaragua los técnicos para administrar la obra habría que buscar como formarlos e instruilos lo más rápidamente posible.
    Pero también espero que esto ya esté previsto en los planes del proyecto. En todo caso, tal como ya se mencionó anteriormente, es indispensable que las vertientes contaminantes ya no sigan llegando al Xolocaca. Pero lo que tenemos que tener como objetivo último es que esta Planta de Tratamiento de Aguas Servidas sirva enseguida en Nicaragua como un modelo multiplicador que podamos reproducir en otras ciudades del país. Tal vez no con plantas tan caras financieramente hablando pero con otras plantitas adecuadas al tamaño de cada ciudad llevándose en cuenta la proyección futura poblacional. El primer paso ya fue dado y con ello aprenderemos muchísimas cosas. Esta tecnología bien utilizada técnica e inteligentemente abrirá nuevos horizontes descontaminantes a Nicaragua. Agradezcamos a Alemania y a las otras fuentes de financiamiento tan valiosa ayuda que pasa desapercibida por una gran mayoría de nicaragüenses pero que sin darnos prácticamente cuenta, está perfilando el futuro de Nicaragua. Por lo menos ya tenemos en nuestras manos una herramienta técnica que nos permitirá atacar frontalmente uno de los tantos desafíos problemáticos que enfrenta día a día Nicaragua. Confió firmemente en que algún día Xolocaca será nuevamente Xolotlan dado que así estaríamos haciéndole honor nuevamente a lo de “Nicaragua, Tierra de Lagos y Volcanes”.

  5. Esta misma situación de contaminación viven los ríos nacionales.
    La mayoría de los centros urbanos si no son todas las cabeceras municipales del país están asentados a la orilla de ríos. Están desforestados y los desechos son depositados desde hace muchos años sin ningún tratamiento.

  6. Como la respuesta a este problema se ha generalizado, deseo añadir con conocimiento de causa y siguiendo la inquietud de una de las personas que han hecho comentarios. Nicaragua cuenta con el imponente Río Bosawás. Después de la guerra intestina entre contras y sandinismo, muchos grupos de los primeros se asentaron en las riveras-donde aún permanecen- de este río, en donde establecieron viviendas, cantinas,etc. Por la carencia de desarrollo de aguas negras, los pobladores depositan toda clase de desechos en dicho río: heces humanas y animales; vómitos; crianza de cerdos, pili-buey, vacuno y equino. Esta es una clara demostración de como estamos destruyendo otro recurso valioso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s