No necesitamos caudillos

images

He escuchado a algunas personas que señalan como una de las dificultades de la oposición política al régimen que no hay un líder. Otros, más abiertamente, han afirmado que necesitamos un caudillo. Un caudillo “bueno” para derrotar a Ortega y emprender las transformaciones democráticas que el país requiere.

 Cuando uno revisa la historia se encuentra, sin embargo, que el caudillismo ha sido uno de los grandes males que ha padecido nuestro país. La independencia de España se logró sin un disparo. Pero inmediatamente después comenzaron las interminables guerras con caudillos a la cabeza y pueblo como carne de cañón. Apartando el período de los llamados 30 años, que terminaron precisamente por el afán continuista de Roberto Sacasa, llegamos a Zelaya, después a Emiliano Chamorro, para caer en Somoza García y más tarde en Somoza Debayle.

 Sólo tragedias para el pueblo. De la intervención extranjera a las componendas de cúpulas, de ahí a las dictaduras y de las dictaduras a la guerra. Un ciclo fatal. No hay caudillismo “bueno”.

 Sin embargo, la historia reciente nos enseña que los episodios más relevantes se han desarrollado sin caudillos.

 Comencemos por la lucha en contra de la dinastía somocista. ¿había un caudillo a la cabeza? ¿Verdad que no? Al contrario, los principales dirigentes de la lucha en contra del somocismo ni siquiera tenían rostro. La mayoría no eran conocidos por la población. Y sin embargo la gente fue a luchar, y triunfó, sin caudillo. El régimen somocista se desplomó, cuando su caudillo se marchó.

 Más tarde, en la década de los ochenta, la resistencia nicaragüense tampoco tuvo caudillo. De hecho, algunos de los que se autoproclamaban líderes jamás visitaron un campamento, ni siquiera en Honduras. Y sin embargo la Resistencia mantuvo su lucha y fue un factor decisivo en el proceso que desembocó en las elecciones de 1990, que trajeron la paz y la democracia al país.

 Y en esa contienda electoral de 1990, cuyo final se consideraba ya escrito, para sorpresa mundial la mayoría de los nicaragüenses, en medio de grandes dificultades, fueron a votar por doña Violeta Barrios de Chamorro, que era exactamente la antítesis de lo que representa un caudillo.

 Vemos pues que no fueron necesarios caudillos en esos episodios tan dramáticos de la historia reciente de nuestra Nicaragua.

 Todo lo contrario, ha sido precisamente la reencarnación del viejo fantasma del caudillismo, lo que nos ha conducido nuevamente a la misma cuesta, empinada, espinosa y flanqueada de abismos. El caudillismo, reencarnado en Alemán y Ortega, sembró la vieja semilla, que ahora ha germinado en dictadura, abriendo una vez más el ciclo fatal.

 La historia nos enseña que no necesitamos nuevos caudillos para luchar por la democracia. Pero sí necesitamos una nueva generación de líderes que tengan voluntad de concertación y capacidad para recuperar la confianza de la gente. Líderes con la capacidad de construir  y promover una propuesta cobijada en banderas de libertad, trabajo digno, salarios decorosos, oportunidades de educación y salud, competencia empresarial, honradez y compromiso de patria.

 Caudillos, no. Líderes, sí.

 Y que sean varios. Porque mientras más sean los que empujen la carreta en la misma dirección, más temprano saldremos de este atolladero en que estamos metidos. Se trata en sumar confianza y multiplicar esperanzas. Esperanzas. Sobre todo esperanzas de que podemos tener un futuro mejor.

Anuncios

5 comentarios en “No necesitamos caudillos

  1. El caudillismo es una enfermedad que carga la clase politiquera de nuestro pais, producto de la falta de educacion politica y del exceso de ego del capital criollo quienes han manejado y tergiverzado las lineas y principios politicos de de los partidos. El caudillismo es una enfermedad ya casi genetica en nuestro pais, si no es fulanito tiene que ser sutanito, por que jamas les ha preocupado construir una verdadera democracia y mucho menos le han ensenado al pueblo como escoger sus lideres. Tanto derecha como izquierda corren por el mismo riel politico, asi como Daniel se impuso ante todo y contra todo asi mismo, Eduardo Montealegre impuso a Don Fabio Gadea a trocha y mocha salvaguardando su inmunidad politica, de la misma forma Arnoldo Aleman es vitoreado por sus secuaces que manipulan a sus guachimanes para aparentar liderazgo y no vayamos al caso de Quinones que de este ya no queda mas que hablar.
    Verdugos y redentores al mismo tiempo, Depredadores que hoy se convierten en Mesias tambien los vemos dentro de las alternativas politicas de la oposicion como el caso de la MPpU donde aparesen como grandes figuras algunos de los que cargaran hasta el dia de su juicio con el Creador la destrucion, el odio, la sangre y la miseria a la que sometieron a nuestra nacion. Yo acuso a todo aquel que aruino nuestras vidas y nuestro futuro como nacion, a los traidores que pisotearon la sangre de los verdaderos heroes nacionales, a los asesinos de esperanzas y progreso.

    Luis Benavides

  2. Este es un tema educativo. Realmente la lucha contra la dictadura orteguista solo tiene sentido si oponemos a ella la valorizacion de la democracia, la defensa de la libertad y la creacion de una modalidad social en la que impere la justicia, y una serie de valores etico,entre los que se encuentran el amor a la patria y la defensa del pueblo trabajador. Ya nosotros aprendimos una serie de lecciones que nos han apartado de los dogmas
    igualitaristas, y lo mas doloroso es que aprendimos que las diferencias sociales no solo se han mantenido, sino que sobre una montana dantesca de cadaveres se continuan perpetuando, alentados y protegidos por la mas cinica politica de Estado del Orteguismo.Pero se hace necesario que nuestro pueblo continue aprendiendo y deje de ser una vanguardia ideologica la que acaricie la costruccion de una Nueva Nicaragua, Y que sean miles de voces y voluntades la que se encarguen de hacer realidad, nuestras esperanzas. El Estado Corrupto y Putrefacto del Orteguismo debe de terminarse para que el Sol de una nueva sociedad nos ilumine.Necesitamos miles de lideres populares, gracias. E>S.

  3. El “caudillo” manda, ordena (hombre que manda a la gente de guerra, dice el diccionario)… el “líder” no manda, sino tiene gente que le sigue (persona a la que un grupo sigue, reconociéndola como jefe o orientadora, dice el diccionario). Para que existan los caudillos tiene que existir gente que “necesita” ser mandada por un hombre (lo digo en masculino no en genérico), para que exista un “líder” tiene que existir gente que busca y encuentra (gente investigadora) en una “persona” (hombre o mujer) ideas que compartir para solucionar algún problema. En Nicaragua ha habido y cada vez hay más gente investigadora que no quiere a los caudillos (de hecho los últimos han perdido las elecciones) y hay líderes y lideresas que no quieren gente mandada, sino con criterio. Esto último también lo han demostrado las últimas elecciones.

  4. En Nicaragua tenemos muchisimos hombres y mujeres lideres, con oratoria, profesionales y con decencia. Pero de que nos sirve verles como tal, si ell@s no presentan interes alguno. En este barco casi hundido, tenemos todos que involucrarnos sin excepcion alguna y sin estar dispersos. Si bien es cierto que la carreta urge de muchos “lideres”, veamos pues cuantos son y quienes son.
    Ya me aflige escuchar cada dia la frase “salgamos a la calle, unamonos, etc. pero no hay accion para eso, entonces? cuando daremos el primer paso adelante de accion?.
    El orteguismo rie a carcajadas porque sabe que no alcanzamos una cohesion uniforme, seguimos todos dispersos y con el ego de “soy el lider yo” solo estamos en bla bla y nada mas.
    Todos los argumentos del MRS, son validos, acertados y con fundamento. Bien articulados pero parece que los “lideres” que abundan, no alcanzan a medir su altura y continuan sonando que pueden conseguirlo todo “solos”.
    Mientras no nos unamos, en una sola fuerza, tendremos la dictadura mucho mas tiempo que estubo la anterior derrocada por todos…unidos…donde tuvimos lideres expontaneos en cada cuadra, cada zona y que lo fueron sin darse ellos mismos cuenta, que eran lideres.
    Diputado, ojala usted este dando el primer ejemplo de la clase de liderazgo que urge y que el MRS, de el salto cualitativo en la unificacion de criterios para formar un solo brazo, una sola bandera de esperanzas que el pueblo clama y ansia en un nuevo amanecer.
    En lo personal, pido a todos los del MRS, mantenerse firmes, unidos y procurando la suma de todos y todas aquellos que piensen en la salvacion de la NACION, y no, unicamente para salvar su cuota, o en vocablo popular…”Salvar solo su pellejo”.

  5. El caudillismo es uno de los últimos tentáculos que le quedan al neocolonialismo en este continente para seguir explotando a los pueblos latinoamericanos. Es así que en todo el continente las clases dominantes y multimillonarias actualmente predominantes son las descendientes directas de todos aquellos colonizadores que nos trajeron sangre, sudor y lágrimas en el continente americano. Y Nicaragua no es la excepción a ello. Por eso es que hemos visto pasar a través de los siglos a largo de nuestro sistema y espectro político, personajes con una codicia y una sed de poder inmensa.
    Los Somoza, Los Zelaya, los Alemán en la historia reciente del país, los Chamorro y los Agüero ayer y otras tantas bandas mas de sinvergüenzas que han dejado solamente luto, hambre, guerras y miseria en las masas pobres de miles de nicaragüenses.
    Esto esta en la hora de que se termine. Nicaragua tiene que salirse y quebrar ese ciclo destructor del Gueguense, que “mata y se come a sus hijos” sin misericordia.
    El Caudillismo, estamos de acuerdo, tiene que terminarse en Nicaragua pero para ello los nicaragüenses en la historia contemporánea del país tienen que sacar del poder al actual y ultimo Caudillo.
    Pero como proceder sin pasar por la violencia?
    Como realizar una revolución y un cambio pacífico en el país?
    Como despertar la conciencia del alma y de la mente de los miles de estudiantes con que cuenta Nicaragua y los cuales todavía no han sido contaminados por el “virus de la corrupción”?
    Me parece que el MRS debería de llevar ese movimiento de vanguardia en Nicaragua. O sea, el objetivo de forjar nuevos líderes comprometidos con una futura democracia perfectible en Nicaragua debería de ser parte de su plataforma. Pero el problema es que este partido no tiene tantos recursos que se diga como para montar una red de este tipo en el país. Pero está demostrado también a través de la historia de Nicaragua que los imposibles no existen para la juventud indómita y luchadora de nuestro país.
    Pero qué tipo de democracia se quiere instalar en Nicaragua?
    La democracia burguesa que es rígida únicamente por las leyes del capitalismo ultra liberal y salvaje?
    O se quiere una democracia en donde las masas campesinas y obreras puedan finalmente salir definitivamente de la miseria en este país?
    Entonces si se necesitan líderes que empujen la carreta en la misma dirección de progreso que tu pregonas necesitamos comenzar cuanto antes…
    Pero por donde comenzar a sembrar la semilla?
    Como hacer que los efectos multiplicativos de tal acción nos empujen por las vías del progreso y del desarrollo?
    Esperanzas en tener un futuro mejor, el nicaragüense siempre las ha tenido.
    Los que no han sido dignos de merecer la confianza del pueblo son todos aquellos hombres políticos que solamente piensan en enriquecerse a costas de la miseria del pueblo.
    El MRS tiene muchísimos desafíos que enfrentar en la nueva Nicaragua que se anhela y a la cual se aspira.
    Pues si el MRS no lo hace, quién lo hará?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s