Honor a quien honor merece: Miguel Ernesto Vijil

miguel ernestoHoy jueves 2 de mayo está realizándose, en León, el sepelio de un entrañable y ejemplar ciudadano nicaragüense, el ingeniero Miguel Ernesto Vijil Icaza.

Es muy común en Nicaragua reconocer y a veces hasta exagerar las virtudes o cualidades de una persona, hasta el momento en que fallece. No es el caso de Miguel Ernesto, en quien no hay nada que exagerar, porque a lo largo de su vida, para todos los que le conocimos, él se encargó de mostrar con sus actos, día a día, el testimonio de un hombre ejemplar.

Hay dos palabras que pueden definir a Miguel Ernesto: coherencia e integridad.

Destaco estas dos cualidades, no sólo como un reconocimiento personal a Miguel Ernesto, sino porque pienso que sólo podremos construir un país del cual enorgullecernos si somos capaces de impulsar una profunda transformación en nuestros valores. En este camino el testimonio pesa más que mil discursos. Y cuando tenemos un testimonio para evidenciar que, sí, es posible llevar una vida afianzada en valores, ese testimonio debemos enarbolarlo como bandera y pregonarlo como lección.

Coherencia e integridad.

Coherencia entre lo que se piensa, lo que se predica y lo que se hace. Integridad, para llevar esa coherencia a todos los ámbitos de la vida personal, familiar y social, independientemente de la circunstancias. De principio a fin.

En primer lugar, Miguel Ernesto ha sido un hombre de fe. Un cristiano militante que persistentemente se esmeró en ajustar su conducta a los postulados de su fe católica. Y a pesar de que sus condiciones familiares y capacidades profesionales le hubieran permitido otro modo de vida, el sendero que escogió fue el sendero del desprendimiento, la renuncia a la opulencia, el compromiso con el prójimo, la sobriedad.

Después como padre de familia, junto con su esposa Pinita Gurdián, le tocó construir una familia cuyo mejor retrato se encargó -el mismo Miguel Ernesto- de pintar en un hermosísimo poema que, si algo destila, es amor. Aprovecho el momento para expresar mis más sentidas condolencias a Pinita y a sus hijos, hijas, nietos y nietas.

Pero Miguel Ernesto también ha sido un ejemplo como profesional. Siempre preocupado por la excelencia, insistente hasta el extremo por el detalle, escrupuloso con el respeto a la puntualidad y los tiempos. Un extremista en el cumplimiento de sus tareas y responsabilidades. Como docente que fue. Como funcionario universitario. Como Ministro, cuando le tocó serlo. Como Ingeniero. Como militante de partido. Como empresario.

Tal vez lo que más destaco en Miguel Ernesto es su temple de ciudadano intachable. Su compromiso con el país y con los más pobres. Con la libertad y la democracia. Con los derechos ciudadanos y la justicia social. Compromiso en el pensamiento, en la palabra y en los hechos. Aún en los límites del sacrificio.

Debo confesar aquí, sin embargo, algunos pecados de Miguel Ernesto. Pecados de los que fui parte como cómplice: En las adversidades que como miembros del MRS nos tocó pasar desde la fundación del partido, con Miguel Ernesto debimos muchas veces viajar a municipios y departamentos, con el propósito de mantener viva la llama. A reunirnos y alentar a quienes se mantenían firmes, y a los menos firmes.

Debido al delicado estado de su corazón siempre estaba sometido a una dieta férrea. Pero él, de vez en cuando, aprovechaba las oportunidades para darse una escapadita: cuando íbamos a León, me decía, doctor, lo invito a la mitad de un quesillo. Cuidadosamente partía su mitad y me dejaba la otra. Si íbamos a las Segovias, le tocaba a las güirilas. Siempre, mitad y mitad. El mayor pecado fue en Matagalpa. El ingeniero –siempre le llamé así- no pudo resistir la tentación de comerse la mitad de un puyaso: igual, la mitad del gallo pinto, la mitad de la cuajada y la mitad del puyazo.

El sentido de culpa siempre lo alivio con la siguiente reflexión: en igualdad de circunstancias, si hubiera sido mi padre, mi madre o mi abuelita, hubiera hecho lo mismo.

Horas y horas de plática y enseñanzas. Porque el ingeniero siempre tenía una explicación para todo. Viajes y viajes comiendo, literalmente, en el mismo plato.

Recuerdo con ternura, agradecimiento y, ahora, con consternación, esas horas de sol, lluvia, viajando a ras de las frustraciones, con las esperanzas marchitándose. Y él, buscando y encontrando resquicios para mantenerlas vivas. En este punto, la ternura de esos recuerdos me llega hasta las lágrimas.

Y aunque para muchos, en la Nicaragua de hoy, sean palabras que despiertan burla, escarnio, o sorna, Miguel Ernesto, con su trayectoria de vida demostró que es posible realizarse, como ser humano, a partir de un sentido ético de la vida. Sustituyendo la mezquindad por la generosidad. La dejadez por la rigurosidad. La genuflexión por la dignidad. El egoísmo por el altruismo. La turbiedad por la transparencia. La arrogancia por la sencillez.

Demostró que es posible en la Nicaragua de hoy ser un hombre honrado. Que es posible en la Nicaragua de hoy ser un hombre íntegro. Que es posible en la Nicaragua de hoy ser un hombre comprometido con la justicia y la libertad. Sin concesiones y de cuerpo entero.

Que descanse en paz mi amigo. Mi compañero. Mi maestro.

About these ads

13 comentarios en “Honor a quien honor merece: Miguel Ernesto Vijil

  1. Retomo de este párrafo mi aporte a este ejemplo de ternura literaria….

    “…Pero Miguel Ernesto también ha sido un ejemplo como profesional. Siempre preocupado por la excelencia, insistente hasta el extremo por el detalle, escrupuloso con el respeto a la puntualidad y los tiempos. Un extremista en el cumplimiento de sus tareas y responsabilidades. Como docente que fue…”

    Y lo haré en nombre de mi hijo Rolando Ariel, quien fue su alumno en la carrera de Arquitectura en la UAM…fue el primero de la familia en saber de la noticia, y mis lágrimas saltaron no solo por la figura que se despedía tan valientemente sino y sobre todo por el legado tan bonito que en mi familia Don Miguel Ernesto abonó, aún sin conocernos y tampoco conoció el reconocimiento que como catedrático y persona imprimió en mi hijo…en todo el tiempo que duró la ensenanza de la asignatura, siempre escuché elogios y reconocimiento al catedrático…es más (frase acuñada de forma especial por mi hijo, en sus conversaciones y reflexiones en tertulias familiares, cuando nos encanta con su elocuencia y sapiencia), siempre que tuvo la oportunidad de encontrarlo en el sitio que fuere, sentía un gran orgullo al recordarnos, que él era o había sido su profesor, y se esmeraba en saludarlo de forma tan respetuosa, que a mí me dejaba tan pequenita de asombro…por ello cuando supimos la noticia, sentí que en mi casa quedaba el vacío del amigo de mi hijo, sentí su dolor, pero a la vez, nos dejaba el encanto del deber cumplido, desde su cátedra universitaria, no solo formando tecnicamente al profesional, sino delegando valores y simpatías, que en el camino de la docencia no son siempre ni sembradas, ni bien abonadas y tristemente la cosecha en muchos casos es arrasada no solo por la sequía sino por las plagas…Brindo entonces mis más sentido pésame al familia en forma de homenaje al educador de nuevas generaciones de grandes y humildes hombres…Don Miguel Ernesto su intenso viaje por la vida tuvo frutos insospechados…Muchas GRacias….

  2. Distinguido y sincero companero Saenz:
    La elocuencia en las verdades escritas sobre la vida y actuar del Ilustrisimo Caballero e Hijo Dilecto de nuestra Nicaragua, es el mas hermoso tributo postumo para el Ingeniero Miguel Ernesto Vijil Icaza, Arquitecto de tantisimas buenas obras para con los mas humildes. Ingeniero y Constructor profesional tambien de esa gran esperanza de aspirar por una democracia plena, libertades y dignidad para cada ciudadano nicaraguense. Resumida en ejemplos vivos compartidos por quienes repito, fuimos muy afortunados de haberlo tenido cerca de nosotros. Recuerdo su caballerosidad (que no cambio jamas), en 1984, siendo el Ministro de la Vivienda, llegue a su despacho, a solicitar su aprobacion de unos planos de construccion que llevaria a cabo en un terreno recien adquirido en Reparto San Juan, con su amable sonrrisa, me hizo pasar y esperar, luego de revision pertinente, estampo su firma y sello del Ministerio de la Vivienda, los cuales aun atesoro.

    La ultima vez que goce de su sabiduria maestra, fue el pasado 27 de Febrero, tuve el privilegio infinito de haber departido todo un medio dia, en su residencia y haber gozado de su Catedra y un delicioso almuerzo junto a el, su Digna esposa Pinita, hija y amigos entranables para mi.

    Mis sentidas condolencias para toda su familia en estos momentos de enfrentar realidad de perdida corporal, esten seguros, como lo estoy tambien de que el Ingeniero Vijil, vivira en nuestros corazones pero tambien nuestras acciones.

  3. A eso deberían apuntar todos los políticos en Nicaragua: a ser testimonio con sus vidas. Estamos lejos de ello, pero Miguel Ernesto Vijil nos señala que sí es posible. Y eso, en la Nicaragua de hoy o en la Nicaragua soñada, vale más que el oro y es la única vía para descansar en la paz de Dios: de Dios amor, de Dios justicia.

  4. En efecto, senor Manuel Salvador: Pero desafortunadamente la mayoria de los “politicos” actuales, siguen la brujula del barco equivocado. Ganancias personales y migajas para los que decidan apoyarles en su proyecto prebendario. Tengo fe en sus companeros de lucha, quienes le conocimos, acompanaremos a su hija Ana Margarita a luchar tenaz contra la actual dictadura, con el mismo temple y rectitud de su padre siendo hoy, un legado para todos nosotros, defender legalidad, justicia social y un Estado de Derecho con firmeza, amor patrio y conviccion ciudadana. La vida de MIguel Ernesto Vijil debe ser de estudio y aprendizaje de humildad, sensibilidad y compasion por los que padecen y juntos, forjemos esa Nicaragua tan anhelada de todos.

  5. Mi más sentido pésame a sus familiares y amigos y a todas las personas que tuvieron la oportunidad de frecuentarlo; asimismo a Nicaragua que languidece por la extinción de seres humanos como el compañero Vijil.
    Un abrazo en el tiempo y la distancia! Hasta la Victoria siempre!

  6. Mi mas sentido pesme a su familia y a nuestra familia MRS. Hemos perdido un maestro de la integridad como lo definio el diputado Saenz, que sus enseñanzas perduren en nosotros para construir un dia la patria que él soño.

  7. Excelente reconocimiento don Enrique, en las pocas oportunidades que tuve de tratar con él, pude ver el reflejo de lo que usted describe, su familia es la evidencia de lo que fue.

  8. CONOCI AL ING. VIJIL CUANDO ERA FUNCIONARIO DEL GRUPO GURDIAN Y ME ACUERDO PERFECTAMENTE DE SU BUEN ACTUAR. ASI MISMO EL ME ACONSEJO ACUDIR A LA COMISION DE DERCHOS HUMANOS CUANDO VINO A LEON DESPUES DEL 78 CUANDO LA GUARDIA ME ATROPELLO DESPUES DE LA GUERRA DE SEPTIEMBRE DE ESE AÑO. Y AHORA COMO MILITANTE DEL M.R.S , SIENTO MUY PROFUNDAMENTE HABER PERDIDO UN JEFE, UN AMIGO Y UN CORRELIGIONARIO DIOS LO TENGA EN SU GLORIA.

  9. Mis condolencias y mi admiracion por el ing. Vigil, persona intachable y de buena costumbres que impactan en el vivir de una sociedad injusta como la que hoy vivimos. Que Dios te tenga en el lugar señalado para aquellos que dedican su vida al apoyo de una causa justa para defender a los pobres y a los mas necesitados, que es la causa de la inmensa mayoria de Nicaraguenses que ansiamos una patria libre como siempre soñamos los sandinistas.

  10. Nuestras condolencias y solidaridad con la Familia Vijil, especiales para Ana Margarita, y extensivo nuestro pésame hasta el MRS, al perder a uno grande entre su militancia. Qué en paz descanse el Ing. Vigil.

  11. Mis condolencias a toda la militancia del MRS porque el ingeniero vigil nos hacía sentir a todos y cada uno de los miembros del MRS, como de la familia, era un caso atipico; era un ingeniero con sentido humanista arquitecto de la formación ética y moral del partido MRS, que lo convirtió en su proyecto de vida. Estoy seguro que su ejemplo de vida será nuestro paradigma en nuestro compromiso social de luchar por heredar a as futuras generaciones, un mejor país.

  12. Hermosas palabras diputado Sáenz
    con razón el gran liderazgo de nuestra presidenta Ana Margarita pude constatarlo en Matagalpa en la reunión con los cafetaleros y despues con el Obispo Alvarez y sus Monseñores

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s